Blog

Consejos para cuidar a un perro french poodle

Hablar del perro french poodle es hacerlo acerca de un animal cautivador y de gran inteligencia. Son canes que pueden llegar a ser estupendas mascotas y demostrar una gran lealtad y cariño hacia su dueño. Aunado a lo anterior se trata de perros más resistentes de lo que su constitución física podría aparentar. Tienen un promedio de vida de aproximadamente veinte años. No obstante, al llegar a esta edad precisan de un constante monitoreo de su salud por parte de un veterinario, para que este experto nos ofrezca las indicaciones necesarias que garanticen que el animal experimente una digna vejez.

Por supuesto, para ofrecerle la adecuada atención a un perro french poodle, es preciso contar con los recursos suficientes para solventar los gastos derivados de su cuidado y tener el tiempo indispensable para ofrecerle cariño y convivencia.

Como se debe cuidar a un french poodle

El french poodle es una raza canina que se caracteriza por su dinamismo y su inteligencia. Además, de acuerdo a su tamaño, los french poodle se clasifican en tres distintas clases: Standard Poodle, minuature Poodle y Toy Poodle. Por otra parte, en algunos países se les conoce como caniches. El origen de los poodle no es Francia, como podría pensarse, sino Alemania. Sin embargo, fue en territorio francés que la raza fue estandarizada y sus ejemplares utilizados como perros cazadores de agua.

Físicamente, el poodle es un perro de complexión cuadrada y con una buena proporción. Tiene los ojos de color café o negro, ovalados, bastante separados y en permanente manifestación de alerta. Esta clase de can tiene el pelo rizado y no le muda. De hecho, para quienes sufran de alguna alergia, este es el perro perfecto. Resultan inconfundibles por sus orejas colgantes y largas y profuso pelaje.

Con respecto a los cuidados que se le deben dar a un perro french poodle, se trata de animales que, si bien tienen una considerable esperanza de vida, como habíamos comentado previamente, son proclives a experimentar ciertos problemas de salud. Por ejemplo, en ocasiones pueden sufrir atrofia de retina o torcedura gástrica. De allí la importancia de llevarlo regularmente con el veterinario, ya que, además de someter al animal a una completa revisión, este experto programará convenientemente la vacunación del poodle y le aplicará las desparasitaciones que se requieran.

Cuidados que se le deben dar a un perro poodle

Hay que tener presente algo importante: al ser animales bastante curiosos y juguetones, puede darse el caso de que los poodle, especialmente si se trata de cachorros, olfateen y rompan algunos objetos de la casa. Por lo anterior, es preciso apartar de ellos los elementos que les resulten riesgosos, como juguetes, cables o pequeñas cosas que incluyan sustancias químicas de alto riesgo.

Si se adopta un perro french poodle en su etapa de cachorro, para el caso de alimentarlo será necesario ofrecerle productos que incluyan abundantes minerales y proteínas. Para elegir el mejor alimento para un poodle, es conveniente acudir con el veterinario para que nos asesore en este sentido. Incluso es preciso saber cuántas porciones de alimento hay que ofrecerle al perro antes de cumplir los diez meses, justo cuando inicia su etapa como perro adulto.

Para garantizar la mejor higiene para tu perro poodle es necesario conservar una limpieza constante de su dentadura. Si uno no atiende su higiene oral, tarde o temprano tendrá problemas como por ejemplo gengivitis o encías inflamadas. Para cepillar los dientes del poodle francés es necesario usar pasta dental para canes y un cepillo de suaves cerdas.

El pelo del french poodle requiere de un cepillado constante y se debe procurar que se vuelva algo habitual tanto para el can como para su dueño. Por el hecho de que el pelaje del poodle es bastante rizado con frecuencia se ensucia o se le forman nudos. Peinar cotidianamente el pelo de un poodle no solo nos ayudará a mantenerlo sin nudos, sino también nos dará la oportunidad para fortalecer nuestra relación con el can.

Cómo atender a un poodle de mascota

También es aconsejable revisar las orejas del poodle periódicamente y observar si presenta alguna inflamación, mal olor o restos de cerumen. Lo mejor en este caso es limpiarle la zona con cuidado para evitar que tenga alguna molestia en esa área de su cuerpo.

Consejos finales para cuidar un perro french poodle son los siguientes: hay que acostumbrarlo desde cachorro a obedecer órdenes; se les debe sacar por lo menos una vez al día durante 15 o 30 minutos, y brindarles abundante ternura y atención.

Consigue los mejores productos para tu perro french poodle en Farmacia Veterinaria San Bernardo. Contamos con un muy completo catálogo de accesorios y variados productos a precios muy accesibles.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte