Blog

Consejos para cuidar a un hámster

Para las personas con el interés de adoptar una mascota, pero con el deseo de probar con algo diferente a un perro o un gato, una alternativa siempre atractiva la tienen en los hámsteres. Se trata de animales de pequeño tamaño que requieren de una moderada atención. Uno de los requisitos para ofrecerles una buena calidad de vida, es conseguirles una jaula con las medidas adecuadas. De hecho, un hámster es una formidable elección como primer animal de compañía.

Como habíamos comentado previamente, basta con colocarlo en una jaula espaciosa, ofrecerle una dieta equilibrada y que el animal se ejercite lo suficiente. No obstante, hay algunas recomendaciones adicionales para el caso de cuidar a un hámster. Eso es justamente lo que comentaremos a continuación.

Cómo cuidar a un hámster

Un dato interesante que todo propietario de un hámster debería saber se relaciona con el tiempo de vida que tienen estos pequeños animales. En general pueden llegar a cumplir los cinco años. Sin embargo, de acuerdo con los especialistas, los hámsteres tienen una cierta tendencia a engordar, lo cual puede hacer que se reduzca bastante el tiempo de vida del roedor.

Por las características antes mencionadas el hámster es un animal perfecto para que los niños tomen conciencia de la responsabilidad que implica cuidar a una mascota.

Con respecto a la jaula que conviene conseguir para un hámster hay que señalar algo importante. Es preciso que este accesorio garantice una excelente ventilación para que el animal no experimente complicaciones en su salud por cuestiones de humedad. De la misma manera, hay que tomar en cuenta los riesgos de que el hámster escape. Por supuesto, hay que acondicionar la jaula con los juguetes y accesorios especiales para que el roedor se ejercite.

La jaula del hámster

Pueden hallarse tres clases de jaulas: las jaulas tipo acuario, las jaulas de metal y las jaulas de plástico. Las primeras de ellas se perfilan como la opción más recomendable por la seguridad que ofrecen y la facilidad que nos brindan de poder ver al hámster siempre que sea necesario. Así también, las jaulas para hámster tipo acuario impiden que el material localizado en el fondo del contenedor quede disperso por el recinto de la casa donde se les instale.

Por lo que se refiere a las jaulas de metal o de plástico, si bien pueden ofrecernos una mejor ventilación, son más riesgosas si es que se tienen otros animales en casa, como un perro o un gato. En este sentido, hay que cerciorarnos de colocar a nuestra mascota en un sitio seguro, fuera del alcance de cualquier potencial depredador.

Es tiempo de comentar acerca de la alimentación que conviene ofrecerle al hámster. Debe ser una dieta perfectamente equilibrada, tal y como es recomendable para los demás animales de compañía. Estos pequeños roedores precisan de alimentarse con vegetales, frutos, hojas, proteínas y semillas. Y aunque hay disponible alimento especial para hámster, en ocasiones no se puede conseguir con tanta facilidad como uno quisiera.

Alimentación y aseo del hámster

Un hámster en promedio consume aproximadamente siete gramos de alimento diariamente. Para garantizar que el sistema inmunológico del hámster funcione adecuadamente es preciso ofrecerle fruta y vegetales. Hay que procurar ofrecerle alimentos escasos en agua y azúcar, de lo contrario puede verse en riesgo la salud de nuestro animal de compañía. Por ejemplo, hay que prescindir del ajo, aguacate, cebolla, papas, cítricos y berenjenas. De la misma manera, nunca hay que ofrecerle al animal alimentos elevados en grasa, frituras y chocolates.

Otro aspecto indispensable de atender, con respecto a los hámsteres, tiene que ver con la limpieza que se debe seguir en su cuidado. Por su particular naturaleza estos roedores son muy aseados. Por el hecho de que ellos por cuenta propia se limpian el cuerpo no es aconsejable bañarlos. El principal problema acerca de ello, deriva en que un resfriado suele tener consecuencias letales para esta clase de animales.

En este mismo sentido, bañar a un hámster también pone en riesgo al animal de ahogarse si se le coloca en una bañera. Resulta más importante mantener su jaula aseada ya que eso también favorece que el animal se mantenga limpio. Por lo menos una vez a la semana el sustrato de la jaula del hámster debe ser cambiado, además de que conviene llevar a cabo una limpieza completa de la casa del roedor. Es indispensable dejar que se seque bien la jaula antes de colocar de nueva cuenta allí al hámster. Consigue los mejores productos para el cuidado de tu hamster en Farmacia Veterinaria San Bernardo

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte