Blog

Cómo son los propietarios responsables de mascotas

El arribo de una mascota nuestra casa es un evento muy especial, aunque precisa de la debida adaptación tanto del animal en cuestión como de los integrantes de la familia que habitan en ese hogar. En muchos casos estas personas deben encarar distintos retos, principalmente por el desconocimiento que se tiene acerca de los cuidados que se les debe dar a los perros, gatos y demás animales de compañía de las especies más habituales.

Por lo anterior, es necesario conseguir la información indispensable acerca del cuidado de la mascota que vamos a adoptar. De ese modo se logra asumir de manera efectiva y grupal las responsabilidades asociadas al cuidado de ese gato o ese perro.   

El correcto cuidado de las mascotas

Adicionalmente, cuidar a las mascotas tiene numerosos beneficios en niños y adolescentes. Se perfila como una dinámica que les enseña a los jóvenes a ser responsables, mejor organizados y más disciplinados. El hecho de que un ser vivo dependa de un niño o de un joven, mejora su autoestima y su capacidad de interactuar con los demás. Tener una mascota también reduce el sentimiento de soledad que en ocasiones se presenta en los niños y púberes. También es algo que se presenta en los adultos mayores y por ello es igualmente recomendable en su caso.

Y si bien cualquier persona puede tener un animal de compañía, llegar a ser un propietario de mascota responsable implica un esfuerzo mayor y una dedicación más considerable. Pero, en última instancia, ¿en qué consiste la tenencia responsable de mascotas? Eso es lo que comentaremos con más detalle en los párrafos siguientes.

Cómo cuidar de modo responsable a una mascota

Hablar de la tenencia responsable de mascotas, es hacerlo acerca de una serie de compromisos, obligaciones y condiciones que el dueño de un animal de compañía debe cumplir para asegurar la felicidad y el bienestar físico de este ser vivo.

Ahora bien, la tenencia responsable no implica solamente atender las necesidades elementales del animal, sino también, como lo indica la propia noción, actuar con responsabilidad en todos los aspectos relacionados con esa mascota. Si se tiene un perro, se debe ser responsable al evitar que agreda a otros perros o a las personas, que persiga a los automóviles. Todo ello implica un gran compromiso por parte del propietario de ese can.   

Dedicación y recursos para cuidar a una mascota

Ser un propietario de mascota responsable es algo que se debe manifestar incluso al comprar o adoptar ese animal de compañía. Antes de seleccionar a ese perro o gato que llevaremos a casa, hay que atender varios factores que deberán cumplirse para garantizar su pleno bienestar.

Es preciso tener presente que se precisará de dinero, tiempo y espacio suficiente en casa para esa mascota, por lo menos durante los siguientes quince años. Durante ese tiempo, se deberá cumplir al cien por ciento en lo que se refiere a la salud, alimentación, salud, higiene y felicidad.

El tiempo que se le dedique a una mascota será un factor clave para que tenga una buena calidad de vida. Será preciso tener el tiempo suficiente para llevar a nuestro perro de paseo, jugar con él, bañarlo y llevarlo al veterinario periódicamente. También será preciso servirle su alimento y agua fresca día con día.

Lo que se requiere para cuidar a una mascota

Los recursos financieros también son importantes para atender a una mascota. Basta con pensar en la alimentación que se le debe ofrecer. Los perros o los gatos requieren de una alimentación especial, así como también precisan de suplementos nutricionales adecuados para su edad, raza y tamaño corporal. También se debe tener presente que nuestra mascota precisará de chequeos con el veterinario por lo menos dos veces al año, para que el especialista atienda las vacunas que se le deben aplicar al perro y las posibles desparasitaciones que requiera.

No menos importante es el espacio físico que requiere tener un perro en el hogar. En la casa el perro o gato deberá contar con un área específica para que allí pueda descansar, jugar y reposar cada vez que el animal lo necesite. Este sitio debe ser limpio, seguro y cómodo, sin que tenga corrientes de aire. De no tener el dinero suficiente o el espacio indispensable en el hogar para instalar al perro o al gato en cuestión, lo mejor es optar por una mascota de otra especie de menor tamaño o que se pueda cuidar de manera más sencilla.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte