Blog

Recomendaciones para adoptar un perro

Una de las experiencias más valiosas que puede tener una persona es adoptar un animal. En efecto, tener un animal de compañía es fuente de experiencias muy gratificantes y enriquecedoras desde un punto de vista emocional.

No obstante, existen varios aspectos relevantes que se deben tener presentes, antes de tomar la decisión de llevar a nuestra casa algún perro o gato que nos hayamos encontrado en la calle, o bien, que alguien nos haya obsequiado. Adoptar una mascota es una acción que se debe llevar a cabo con total responsabilidad. Por ello, a manera de orientación, en lo que sigue les ofreceremos algunos consejos para adoptar una mascota de la mejor manera posible y hacerla feliz.

Preguntas indispensables de hacerse antes de adoptar una mascota

De entre las cuestiones indispensables de hacerse antes de llevar un animal de compañía a nuestro hogar, sobresalen las siguientes:

¿Quién se encargará de sacar al perro de paseo cuando uno se encuentre en el trabajo?

¿Realmente tenemos el tiempo necesario para adiestrar a nuestra nueva mascota?

Cuando se vaya de viaje la familia, ¿quién se encargará de cuidar al can?

Son preguntas que ameritan una respuesta franca y pragmática. De lo que se trata es no ser impulsivos, no precipitarse en el caso de adoptar una mascota, en nuestro caso, un perro.

Las necesidades básicas de un perro

Además de reflexionar en las cuestiones antes mencionadas, hay otros aspectos que se deben tomar en cuenta, como es el caso de las finanzas. Efectivamente, tener un minino o un cachorro implica ciertos gastos que deben solventarse forzosamente, más aún si el bienestar físico de nuestra mascota, depende de ello.

Algunos de esos gastos están relacionados con el aseo del perro, ya sea que se le lleve con un experto que se encargue de su higiene, como también si decidimos comprar los productos necesarios para ello por cuenta propia.

Otra fuente de gastos cotidianos con respecto a las mascotas, tiene que ver con la alimentación. Esto se acentúa más, si en lugar de darle restos o alimentos sencillos a nuestro perro, procuramos comprarle pienso especial o alimento para perro de buena calidad.

El apoyo permanente de un veterinario

Igualmente, importante resulta llevar a nuestro perro al veterinario con la debida frecuencia. Por lo menos durante el primer año que tengamos al perro, será indispensable que el veterinario mantenga un monitoreo constante de su estado de salud. Esto implica una importante inversión monetaria y conviene no olvidarlo.

Por otra parte, además de los gastos mencionados, los animales de compañía, en especial durante su primer año de vida, suelen dañar muebles y objetos variados que se encuentran en el interior de la casa. Ciertos perros incluso han mordido dinero que se encuentran sobre la mesa. Son eventos que podrían sucedernos y que tenemos que anticipar de la manera correcta.

Otra decisión relevante es la de elegir la raza canina que nos conviene más adoptar como mascota. No sólo tiene que ver con las características físicas del animal, o con las limitaciones de espacio que se tengan en casa. También está relacionado con la conducta del perro, con el modo que tenga de comportarse cotidianamente y de sus necesidades tanto físicas como psicológicas. Por ejemplo, los perros de raza pequeña suelen ser muy tiernos, sin embargo, también suelen tener mucha energía, de modo que será importante tener un patio o un jardín del tamaño suficiente para que nuestra mascota pueda ejercitarse.

Cada raza de perro tiene características muy especiales: los perros pastor alemán son formidables guardianes, los perros bulldog son más aconsejables para quienes vivan en un departamento, puesto que no suelen crecer mucho, mientras que los perros labradores son excelentes compañeros para las personas que tienen capacidades diferentes.

 La importancia del adiestramiento

Pero adoptar un perro no lo es todo, también es preciso ocuparse de su indispensable adiestramiento. Entrenar a un perro precisa de una buena cantidad de tiempo y abundante paciencia. En este sentido, los perros adultos suelen exponer más tolerancia a las rutinas de adiestramiento, aunque, por cuestiones de edad, suelen ser más proclives a las enfermedades y requieren más visitas al veterinario.

De cualquier manera, la decisión de adoptar a un perro es muy valiosa. En las sociedades actuales existen dos clases de mascotas, en especial en las grandes ciudades: aquellas que cuentan con un techo dónde guarecerse y aquellas que deben conformarse con reposar en una banqueta, o en un callejón.

No hay que olvidar que numerosos perros son abandonados por sus dueños al ser incapaces de cuidarlos, por cuestiones de tiempo, dinero, falta de voluntad o cualquier otra razón. De modo que, si se toma la decisión de llevar un animal de compañía a casa, esto debe tomarse como un compromiso que no se puede romper, puesto que estamos hablando acerca de un ser vivo que merece respeto y abundante cariño.

Las mascotas caninas, excelentes compañeros

Tener una mascota resulta especialmente valioso para los niños, ya que les enseña numerosos valores que los harán crecer como estupendos seres humanos. Un perro puede enseñarle a un niño lo que es la amistad, la responsabilidad, la fidelidad hila tolerancia, entre muchos otros valores.

Aunado a lo anterior, más allá de su raza, los perros son magníficos compañeros para los niños y los adultos en plenitud. Aunque siempre debe contarse con la asesoría de un veterinario para que nos asesore acerca de cuál es el animal que más nos conviene, principalmente si se tienen niños pequeños o personas de avanzada edad en casa.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte