Blog

Enfermedades de los cerdos de granja

Las enfermedades que más afectan a los porcinos de granja pueden ser altamente infecciosas, o bien, hereditarias. También son eventos que derivan en grandes pérdidas económicas en los productores porcinos por el fallecimiento de los ejemplares, la pérdida de peso que tienen los cerdos y los problemas que se presentan en la reproducción de estos animales.

Enfermedades como las que mencionaremos a continuación, pueden surgir si los cuidadores de los porcinos no procuran mantener las atenciones sanitarias indispensables en las instalaciones de la granja. También es básico ofrecerles a los cerdos la nutrición adecuada y aplicarles las vacunas necesarias.

Algunas de las peores enfermedades porcinas

Ahora bien, hay enfermedades que pueden llegar a ser más riesgosas que otras, hasta lograr que la granja o criadero se vea afectado a grados enormes si no se detectan en tiempo y forma problemas en la salud de los porcinos como las siguientes. Varias enfermedades porcinas pueden ser detectadas a simple vista, pero es indispensable que los criadores o responsables de atender a los animales de la granja que logren identificar los síntomas más tempranos de las enfermedades que afectan a los cerdos. No poder lograrlo es un factor que impulsa el contagio de los ejemplares hasta llegar a la situación de mayor gravedad.

Los cerdos de granja, como cualquier otro animal, cotidianamente se ven en riesgo de verse afectados por varios factores que dañan su salud. Son problemas sanitarios que pueden ser prevenidos por medio de buenas prácticas en el manejo de animales de granja. Por lo tanto, es indispensable que el personal del criadero o la granja conozcan las técnicas adecuadas para garantizar el bienestar y la salud de los cerdos en cría.

Por lo que se refiere a las enfermedades que afectan a los cerdos, hay que destacar las que alteran el sistema digestivo de los lechones en su primera etapa de vida; también son importantes las enfermedades relacionadas con los sistemas nervioso y respiratorio de los cerdos y finalmente aquellas enfermedades que dañan al sistema locomotor de los porcinos.

La ascitis porcina, que és y cómo se contagia 

Otra enfermedad que debemos mencionar es la ascitis, es decir, la acumulación de líquido en la cavidad abdominal del cerdo. Esta condición puede estar propiciada por distintos factores, por ejemplo, la presión elevada en los vasos sanguíneos del hígado; bajos niveles de albúmina en el organismo, y una patente hipertensión. En general las patologías que afectan el buen funcionamiento del hígado propician que surja el problema de la ascitis en los porcinos.

Hablar de la ascitis es hacerlo acerca de una parasitosis de gran relevancia en el medio de los criadores porcinos, tanto por la frecuencia con la que se presenta como también con la repercusión que tiene en la producción final que se obtiene en las granjas.

Otra enfermedad que afecta a los cerdos y que se debe conocer con más detenimiento es la parvovirosis. De hecho, este problema sanitario es un importante propiciador de infertilidad en las cerdas durante su primera gestación. La parvovirosis es consecuencia de la acción de un virus bastante resistente a los factores medioambientales y a buena parte de los desinfectantes que hay en el mercado actual.

El virus causante de la parvovirosis es capaz de replicarse en el intestino sin presentar síntomas en los cerdos de recría o de engorda. Las cerdas de reposición, si no han sido debidamente inmunizadas ante este problema pueden verse afectadas en al tener a sus crías, de modo que los fetos pueden sufrir varios problemas durante su periodo de gestación.

Cómo combatir la parvovirosis 

Se ha detectado que el virus de la parvovirosis puede transmitirse por vía sexual y que tiene un tiempo de incubación de aproximadamente diez días. En el caso de las cerdas de mayor tamaño, el virus de la parvovirosis pasa por el cuerno uterino y es capaz de ocasionar la muerte fetal. Además, el paso del virus de un feto al otro acontece en un periodo aproximado de cuatro días.

Es aconsejable que el veterinario se ocupe de esta clase de problemas en la salud de los cerdos de granja. Para el caso de una enfermedad como la parvovirosis lo mejor es que el veterinario logre detectar el problema en los fetos muertos lo más pronto posible, ya que las cercas pueden contagiarse incluso antes de la gestación de sus primeras crías.  La identificación en laboratorio del virus de la parvovirosis puede lograrse por medio de la serología u otras eficaces técnicas de detección vírica.

Podrán encontrar los mejores productos y medicamentos para atender a los animales de granja con la asesoría del veterinario en Farmacia Veterinaria San Bernardo.  

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte