Blog

Consejos para proteger a los terneros del estrés por calor

En años recientes ha aumentado la preocupación de la sociedad por el trato que se les da a los animales de granja. Esto es algo que se ha hecho patente en el modo en el que los productores lecheros atienden a sus ejemplares. Estos productores deberían incluir entre sus prioridades la necesidad de ofrecerles bienestar a sus reses y vacas lecheras. De lo contrario, los productos obtenidos en estas granjas no tendrán la necesaria calidad que les garantice buenos resultados comerciales.

El modo más recomendable de cuidar al rebaño es disminuir la incomodidad y el estrés ocasionado por las técnicas de cría. Una de las habilidades que se precisan para ello por parte de las personas que atienden a los terneros es identificar cualquier incomodidad o dolor que tengan los animales. Por el hecho de que los bovinos no se comunican de manera verbal los productores lecheros y los veterinarios deben de observar atentamente el modo en el que los terneros y las vacas se comportan. Una de las causas más frecuentes de estrés que se presentan en el entorno de las granjas y que afectan a los bovinos es el calor excesivo.

Cómo proteger a los bovinos del estrés por calor

Las consecuencias que puede tener el estrés por calor en los terneros, las reses y las vacas lecheras puede ser muy grave para la calidad de la producción. En el caso de los terneros, al observar a la manada cuando se encuentra en su periodo de lactancia, es indispensable hallar medios para disminuir las afectaciones por un ambiente demasiado caluroso.

No obstante, hay un aspecto de la granja que a veces se pasa por alto y que se ve afectada notablemente por el calor es el bienestar de los terneros. En efecto, las crías suelen ser bastante susceptibles a las temperaturas elevadas por la menor tasa corporal que tienen y por la mayor tasa de respiración exhibe su organismo.

Cómo acondicionar los becerreros para evitar el estrés

Es importante señalar que las vacas lactantes y los terneros padecen el estrés térmico en grados distintos, Para los animales maduros lactando, el grado de incomodidad que experimentan por el calor se hace patente a partir de los 16 grados centígrados y esto se acentúa en los ambientes demasiado húmedos.  Los terneros, por su parte, comienzan a presentar estrés por el calor excesivo cuando el ambiente registra entre 24 y 27 grados centígrados.

Durante el periodo estival, cuando los rayos del sol son realmente intensos, los terneros buscan protegerse en sus becerreras. Lamentablemente la temperatura que se registra en el interior de estos habitáculos suele ser aún más elevada que en el exterior. Por lo anterior, los productores deben de manejar estrategias alternativas para garantizar que los terneros se mantengan frescos y sin estrés durante el periodo más caluroso del año.

La necesidad de una adecuada hidratación en los bovinos

Algo indispensable que se debe procurar es que los terneros tengan disponible agua fresca y abundante en sus bebederos. Es la vía más efectiva para disminuir el peligro de la deshidratación, misma que puede ser aún más grave en periodos demasiado soleados, proclives al estrés gastrointestinal. Un consejo adicional es acidificar el agua, ya que esto aumenta el consumo del vital líquido entre los terneros.Es algo que recomiendan los veterinarios  con mayor experiencia.  

De la misma manera hay que procurar el control de moscas en los espacios donde permanecen los terneros, vacas y reces, durante los días más calurosos. Es preciso aplicar insecticidas especiales y la aspersión de los corrales con productos químicos adecuados para reducir la presencia de moscas, las cuales son capaces de propagar enfermedades tan graves como la salmonella y el ojo rosado.

La importancia de la ventilación en las becerreras

Otro aspecto que se debe atender, para que los bovinos no sufran casos de estrés por calor, es la ventilación que se les debe garantizar a los animales en sus espacios de la granja. En algunas instalaciones para bovinos la ventilación puede ser insuficiente, ya que, al usar alimentadores automáticos, las camas donde se tienden los animales pueden ser más propensas a acumular humedad.

Por lo consiguiente resulta indispensable que las camas se mantengan secas y limpias para así garantizar la salud y debida longevidad en los terneros. En un entorno demasiado caluroso, conforme se eleva la temperatura y el nivel de amoniaco se acentúa, una cama demasiado húmeda puede llegar a ser un delicado problema para la salud de los terneros. Por ello es conveniente conseguir en farmacias veterinarias especializadas productos especiales para la absorción de amoniaco. También es básico mantener una ventilación adecuada en las becerreras de nuestra granja.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte