Blog

Consejos para cuidar la salud de tu gato

Es importante que el veterinario se mantenga al tanto de la salud de nuestro gato. Es necesario que el especialista revise cada cierto tiempo el estado físico de nuestro minino, para que detecte en tiempo y forma cualquier posible problema que se presente en su salud. Por lo menos una vez al año el veterinario debe revisar al gato para que lleve el debido control acerca de sus vacunas.

Una vez que el gato ha cumplido los siete años inicia su etapa de madurez. Es entonces que se debe llevar a cabo un control más estricto acerca del estado corporal de nuestra mascota. Para ello, hay que aplicarle al gato diferentes exámenes y pruebas médicas, para así detectar en fases tempranas complicaciones degenerativas o crónicas.

Las enfermedades de los gatos

Las enfermedades más habituales en los mininos son, por ejemplo, los problemas relacionados con los retrovirus, las afectaciones a las vías respiratorias, así como también el complejo respiratorio felino. En los gatos de mayor edad, es más habitual que se presenten casos de insuficiencia renal, problemas de tipo hepático y enfermedades relacionadas con la glándula tiroides.

Hay gatos que salen poco de su hogar y se transforman en animales sedentarios. Se trata de animales que pasan la mayor parte del día durmiendo y que pueden aburrirse con facilidad si no hay otros gatos en casa. Por lo anterior, es preciso tener a los gatos en un entorno rico en formas, objetos y colores para que así se mantenga estimulada su curiosidad y físicamente se conserve en las mejores condiciones.

El bienestar del gato

También es aconsejable tener bien definidos los espacios que deberá usar el gato para alimentarse, descansar, hacer sus necesidades y que tenga juguetes a la mano, como, por ejemplo, rascadores, pequeños ratones, varitas, etc. Lo más indispensable es disponer de tiempo para compartir con nuestra mascota, por lo menos media hora diariamente.

Por otra parte, también hay mininos que gustan pasar fuera la mayor parte de su tiempo. Esta clase de gatos deben estar al día en lo que se refiere a sus vacunas, por ejemplo, contra la leucemia, antirrábica y triple felina. A la vez, esta clase de gatos deben verse sometidos a una muy completa desparasitación interna y externa. Es importante tener presente que mascotas con estos hábitos son más proclives a padecer enfermedades y accidentes que los gatos hogareños.

El chequeo del gato

Además, los gatos que tienen más de seis años precisan de mayores cuidados, ya que su metabolismo celular tiende a perder su eficacia. También inician a decaer su sistema nervioso, masa muscular y la correcta operación de algunos otros órganos.

Ciertas razas gatunas exhiben una mayor tendencia, por cuestiones de genética, a padecer determinadas enfermedades. Los gatos de hocico achatado son proclives a sufrir problemas respiratorios y los gatos persas con frecuencia sufren de la enfermedad poliquística renal. Aunado a lo anterior, a los machos se les debe insistir en su consumo de agua y servirles pienso de excelente calidad para así disminuir el riesgo de que presenten cristales en su orina, es decir, problemas de urolitos. Es aconsejable esterilizar a las hembras tras hacer cumplido los cinco meses, justo antes de que comience su maduración sexual. De esa manera se podrá evitar la aparición de tumores mamarios en el porvenir.

El sida felino

Es en este punto que conviene hablar acerca del SIDA felino, es decir, la enfermedad que afecta a los gatos a causa del virus de inmunodeficiencia felina. Se trata de un microorganismo que afecta a los mininos y que se contagia por medio de lesiones por mordeduras derivadas de peleas y no por el contacto sexual, en contraste de lo que sucede con los humanos.

Los mininos que se contagian de esta enfermedad pueden pasar años enteros sin mostrar indicios de ello. El microorganismo en cuestión afecta el sistema inmunológico de los gatos y los hace proclives a toda clase de enfermedades, ya sea virales, bacterianas o parasitarias.

Por lo anterior, el virus de inmunodeficiencia felina es muy difícil de identificar, y solo es posible detectarlo con rápidos test de sangre que nos permiten saber si el virus está presente en el torrente sanguíneo. Otro microorganismo capaz de afectar la salud del gato muy gravemente es el Virus de la Leucemia Felina.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte