Blog

La patología porcina y su importancia

Conocer cuáles son las principales afecciones que alteran la salud del ganado porcino, es el primer paso para combatir esta clase de problemas que tanto afectan a granjas y criaderos. Las anomalías o malformaciones hereditarias forman parte de este grupo de problemáticas que deben afrontar los criadores porcinos. Por lo general, los defectos genéticos aparecen por causas hereditarias, aunque también pueden estar relacionados con factores infecciosos, físicos o químicos.

Como ejemplo de lo anterior, basta con mencionar el exceso de calor en la etapa de gestación de la cría, casos de intoxicación derivada de la ingesta de sustancias químicas que están presentes en las plantas e infecciones que se presentan en el útero, como, por ejemplo, la peste porcina. Todos estos factores pueden dar lugar a malformaciones en el ganado porcino.  

Problemas de salud en las granjas porcinas

Una manifestación relacionada con las malformaciones genéticas es la Linfosarcoma. Se manifiesta especialmente por un abultamiento del cuello y en el pecho derivado de una hinchazón del timo. Los criadores pueden detectar casos de Linfosarcoma si se observa una inflamación debajo de la mandíbula en un ejemplar porcino.

Otro ejemplo de malformación genética es el paladar hendido o palatosquisis. Se trata de crías que nacen vivas, aunque el grado de la lesión complica la dinámica del amamantamiento. Los animales afectados por este problema suelen tener una vida muy corta. Incluso esta clase de lesiones suelen aparecer durante el desarrollo del animal, no solo de manera hereditaria.

Los alcances de la patología porcina 

Otro campo importante en la patología porcina se relaciona con las enfermedades de origen bacteriano. Ese es el caso de la Actinobacilosis, la cual propicia casos de artritis en ejemplares de mayor edad. También son significativas las infecciones de escherichia coli. Se trata de un microorganismo que se hace presente en el tracto intestinal de los cerdos y que es propiciador de enfermedades como la cistitis, mastitis, enteritis, septicemia y otras más.

En lo que se refiere a la tuberculosis, esta puede ser generalizada cuando es producida por microrganismos como M. Intracellullare y otros más. Son infecciones que se manifiestan especialmente en los ganglios linfáticos submandibulares y que están causadas por el peligroso bacilo tuberculoso aviar.

No menos grave es la peste porcina, enfermedad sumamente contagiosa que es causada por uno de los llamados pestivirus. La peste porcina se define por su presta proliferación, una intensa fiebre, elevado nivel de mortalidad y las numerosas lesiones hemorrágicas que hace aparecer en el cuerpo de los cerdos afectados.

La importancia del veterinario en la salud porcina

También hay que consultar con el veterinario acerca de la fiebre aftosa y cómo combatirla. Es una enfermedad que tiene una elevada tasa de contagio y que se manifiesta especialmente por una elevada fiebre (con temperaturas que rondan los 41 grados centígrados) y la aparición de vesículas en las patas y en la lengua del animal. La fiebre aftosa no solamente afecta al ganado porcino, sino también al ovino y al vacuno.

Es complicado identificar esta enfermedad con tan solo atender los síntomas clínicos, siendo preciso en muchos casos corroborarlo por medio de una prueba de laboratorio.

Tres son las prácticas que se pueden llevar a cabo para atender esta clase de enfermedades que nos revela la patología porcina. Una de ellas implica contar con la asesoría de un veterinario experimentado, el cual tiene que llevar a cabo un atento monitoreo de los animales en la granja o criadero. De este modo se pueden detectar en etapas muy tempranas enfermedades como las que les hemos mencionado y así atenderlas de la mejor manera posible con el tratamiento adecuado.

Los medicamentos veterinarios 

A continuación, recomendamos tener contacto permanente con farmacias veterinarias de confianza y tiendas especializadas en productos para animales domésticos y de granja. Si se cuenta con referencias adecuadas acerca de esta clase de negocios, podremos conseguir sin problema alguno los medicamentos que nos sean necesarios para atender las enfermedades de los animales de nuestra granja.

Una recomendación adicional se refiere a conocer al máximo la información que nos brinda la patología porcina comprendida como un apartado de la veterinaria. De esa manera podremos tener un marco de orientación bien definido acerca de las principales enfermedades que afectan a los cerdos y en general a todos los animales que y tengamos en nuestra granja o criadero.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte