Blog

Consejos de higiene para criar aves de corral

Es indispensable saber acerca de las principales enfermedades que afectan a los animales de granja, antes de emprender cualquier proyecto relacionado con la ganadería y la cría de aves de corral. Animales como pavos, gansos, patos y pollos, en muchos casos, son portadores de microorganismos patógenos como es el caso de la Salmonella. Una medida de higiene básica, que nos ayuda a combatir la propagación de este germen, es lavarse perfectamente las manos tras haber tocado a las aves y objetos ubicados en su entorno. En los siguientes párrafos comentaremos algunos valiosos consejos de higiene para criar aves de corral.

Tener una granja, dedicarse a la producción de productos ganaderos y avícolas, es muy satisfactorio cuando se realizan las tareas relacionadas con esta actividad de la mejor manera posible. No obstante, los niños y los adultos mayores exhiben una mayor propensión para contraer enfermedades relacionadas con la manipulación de aves de corral y de cualquier elemento que se ubique en la zona donde estos animales deambulan. El simple hecho de manipular pollos en en las tiendas de animales puede desencadenar un grave caso de Salmonella. De allí la importancia de seguir las medidas de higiene necesarias para conservar la salud cuando uno se encuentre cerca de aves de corral en una granja o criadero.

Cómo se presenta el contagio de Salmonella relacionado con las aves de corral

Es en los excrementos o en distintas partes del cuerpo de una gallina o un pollo, como por ejemplo su pico, patas y plumaje, donde la salmonella puede hacerse presente. Los microbios pueden estar allí, aún cuando las aves de corral de una granja luzcan saludables. El microorganismo de la Salmonella por lo general se localiza en gallineros, contenedores de agua, contenedores de alimentos, plantas, heno y jaulas. También se ubica en el suelo donde estos animales merodean cotidianamente. Con total facilidad las bacterias contaminan los zapatos, prendas de ropa y las manos de quienes cuidan a estos animales de granja.

Es importante saber que los humanos corren el riesgo de infectarse de Salmonella cuando se llevan las manos a la boca o bien cualquier cosa que estuvo en contacto con pollos, gallinas o cualquier otra ave de corral con vida. Los infantes de escasa edad son quienes tienen un riesgo mayor de enfermar de Salmonella por su tendencia a llevarse los dedos a la boca y también por el hecho de que su sistema inmunitario aún no está perfectamente desarrollado. Ante cualquier duda o inquietud, lo mejor es consultar con el médico o el veterinario

Importancia de la higiene para la cría de aves de granja

Los microbios de la Salmonella tienen la tendencia a propagarse a otras áreas de la granja o vivienda o a otras personas. De allí lo indispensable que resulta lavarse las manos perfectamente con jabón y agua tras haber manipulado a las aves de corral o a cualquier objeto ubicado en su entorno. En el caso de los niños, los adultos deben revisar que se laven las manos a conciencia y si acaso no hay agua disponible, por cualquier circunstancia, se debe utilizar un eficaz desinfectante. También hay que evitar que las aves de corral ingresen a una vivienda, en especial en las habitaciones de la casa en las cuales se preparan o se sirven los alimentos cotidianos.

Para la tarea de atender a las gallinas ponedoras, pollos, gallos, pavos o patos que se críen en la granja, es aconsejable reservar unos zapatos y usarlos para ello. Posteriormente se guardarán, pero fuera de la vivienda para así disminuir el riesgo de contagio de Salmonella y otros patógenos similares.

Reducir el riesgo del contagio de Salmonella

No menos indispensable es preservar limpio el gallinero, en especial los nidos y el piso donde las aves permanezcan. De la misma manera hay que recoger los huevos con una razonable frecuencia, ya que los huevos que permanecen mucho tiempo en el gallinero corren un riesgo mayor de contaminarse, más aún si se ensucian o se rompen. Los huevos que se rompan deben ser desechados de inmediato. También es importante refrigerar los huevos tras haberlos recogido.

Finalmente hay que cocinar perfectamente los huevos que se hayan obtenido de las gallinas de una granja propia. Los huevos crudos o que no se hayan cocinado bien pueden tener la bacteria de la Salmonella y ocasionar enfermedades. Podrán hallar los mejores productos para la cría de aves de corral en Farmacia Veterinaria San Bernardo.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte