Blog

Problemas dentales más frecuentes entre los caballos

Tal y como sucede en el campo de la cunicultura, los caballos son los animales de granja que experimentan más complicaciones en su dentadura. Es una particularidad en lo que se refiere a los animales herbívoros que se crían en ambientes domésticos. Ya sea por errores en la dieta que se les ofrece cotidianamente a los caballos o por cambios bruscos en el comportamiento de algún ejemplar, con frecuencia se pueden detectar abscesos y otros problemas dentales en los equinos.

Para cualquier persona dedicada a las tareas agrícolas o a los emprendimientos pecuarios, será de gran valía conocer las particularidades más significativas de los problemas dentales en los caballos. También es recomendable conocer lo básico acerca de los principales síntomas de estas enfermedades y el tratamiento que se debe seguir con ellas.

Abscesos dentales equinos, causas principales

Muchas son las piezas de la dentadura del caballo que suelen estar relacionadas con la aparición de los cúmulos de pus o abscesos. En específico en esta nota mencionaremos lo relacionado con los abscesos dentales que se manifiestan en los molares superiores y los premolares de los caballos.

Al cumplir los cinco años, los caballos tienen completa su dentadura, la definitiva y que ya no experimenta alteraciones. Es en este punto que se debe atender con cuidado el estado general de los dientes del caballo. No obstante, las revisiones tempranas que desarrolle el veterinario para constatar que el animal ha mudado correctamente los dientes de leche a los dientes permanentes también serán indispensables para identificar posibles problemas.

Rebasando los cinco años, el caballo puede experimentar problemas dentales como los siguientes: fracturas de raíz o de las coronas; sarro o enfermedad periodontal, caries, e infecciones de las llamadas periapicales, mismas que se concentran alrededor de las raíces molares o premolares, es decir, en áreas no visibles de los dientes.

¿Cómo distinguir entre las distintas enfermedades dentales del caballo?

Cada una de estas enfermedades tiene síntomas muy especiales. Los más patentes son los relacionados con los casos de infección de los molares y los premolares. En los eventos de mayor gravedad, la infección genera la aparición de pus, el cual se concentra en un área debajo del ojo. Con ello se produce la aparición de un bulto de variables dimensiones. En ocasiones estos bultos se rompen y la pus se vierte al exterior. En otras, esa infección molar deriva en una sinusitis equina.

Por lo que se refiere a las enfermedades periodontales de mayor gravedad, se trata de complicaciones que suelen propiciar un olor sumamente desagradable en la boca del animal, así como una cubierta de placa en todos los dientes, aunque más aún en las piezas dañadas y con frecuencia una anormal salivación. Lo único positivo al respecto es que los dientes afectados por ese problema por lo general están vinculados al hueso y la extracción de los mismos, por su condición actual, será más sencilla.

En el caso de que el caballo sufra de fracturas en sus raíces, coronas y piezas dentales en general, los dolores pueden ser más manifiestos. El animal suele negarse a consumir su alimento o a mostrarse agresivo al querer masticar. En el caso de que la fractura sea coronaria, el veterinario será capaz de detectarla a simple vista, pero si se trata de una fractura de raíz, entonces será posible identificarla por medio de una placa.

Tratamientos para los problemas dentales de los caballos

Para cualquier variedad de absceso dental en los caballos, es decir, independientemente de las casusas que hallan propiciado la aparición de este problema, la mejor solución es la extracción del diente o molas dañado.

Para el caso de los animales que experimentan enfermedades periodontales severas, es posible que la pieza afectada pueda ser extraída sin dificultad por la gran acumulación de sarro que se presenta. No obstante, por lo general se requiere sedar al equino y que el veterinario a cargo del caso lleve a cabo una cuidadosa cirugía.

Como medidas preventivas para la aparición de problemas dentales en los caballos, recomendamos las siguientes: hay que cuidar mucho la dieta que se le ofrece cotidianamente a los caballos; evitarles en la medida de lo posible el tedio y el estrés, y además, implementar en la granja o criadero un plan de salud dental que incluya revisiones veterinarias periódicas al cumplir los caballos los dos años de edad.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte