Blog

Mi gato se comporta de manera extraña ¿Por qué?

En ocasiones observamos que un gato no actúa como de costumbre, pero no logramos identificar las razones de ello. Lo único patente es la actitud extraña del minino, aun cuando no podemos identificar las causas de ese comportamiento fuera de lo común. Lo peor es que por esas circunstancias no podemos explicarle correctamente al veterinario el problema que tenemos con nuestra mascota. De manera que, si tu gato se comporta de modo raro y no sabes por qué, lo que sigue te resultará tan valioso como interesante.

Es indispensable saber cuáles son las causas más frecuentes del comportamiento extraño del gato doméstico y conocer el modo más recomendable de atender esta eventualidad.

¿Mi gato está enfermo o no?

Si tu minino se está comportando de modo inusual, seguro lo primero que se te viene a la mente es que podría padecer alguna enfermedad. Y eso es muy probable, puesto que, en ciertos casos, los síntomas de las principales enfermedades de los gatos son sumamente variables o difíciles de determinar. ¿Qué implica lo anterior? En general que no hay una sola causa por la cual se llegan a presentar mucosidades, diarrea o vómito en el gato mascota.

En ocasiones el gato suele moverse menos; pasar un mayor tiempo escondido o acostado; con menores deseos de interactuar con otros animales; entregado más tiempo que de costumbre a la tarea de acicalarse; mostrándose bastante más delgado o con el manto de tonalidad mate, y vomitando eventualmente.  

Conviene saber que ninguno de estos eventos señala de manera directa a una enfermedad en específico. Por lo anterior, lo más recomendable es llevar al animal con el veterinario en cuanto se presenten alguno o varios de los comportamientos mencionados en el gato.

La enfermedad renal felina y la fiebre como ejemplos

Una muestra del modo tan subrepticio en el que se manifiestan las complicaciones de salud en los mininos lo tenemos en la enfermedad renal. Los gatos que sufren de ello suelen experimentar vómitos eventuales, una paulatina pérdida de peso, un deseo mayor del gato para beber agua y una mayor cantidad de micciones. Pero el problema renal puede pasar desapercibido durante meses enteros, lo mismo que problemas similares en la salud minina como, por ejemplo, la enfermedad inflamatoria intestinal, misma que puede producir vómitos eventuales y heces anormalmente blandas.

De entre los indicios más claros de que un gato se encuentra enfermo es la fiebre. Por lo anterior, es aconsejable tomar la temperatura del gato en cuanto se tenga la necesidad. Incluso si se tienen dudas al respecto lo mejor es consultarla con el veterinario.

La actitud rara del gato y sus posibles causas

Ahora bien, no solamente los malestares físicos son los que pueden alterar el comportamiento del felino. El gato es un animal que demuestra una especial sensibilidad a las alteraciones que se presentan en su rutina cotidiana. Son cambios en su vida cotidiana que les causan un enorme estrés y modificaciones en su conducta.

Variaciones repentinas en su alimentación, arribo de nuevos integrantes al grupo familiar, trabajos de albañilería o plomería que generen ruido y desorden en un domicilio, sonidos que no son perceptibles por el oído humano y cambios de casa, son factores capaces de propiciar alteraciones en el comportamiento del gato.

Casos como los mencionados también son capaces de producir estrés en el animal. Para quienes tengan la sospecha de que un gato padece estrés, algunos de los síntomas principales que pueden presentar son los siguientes: apetito escaso, defecar u orinar fuera de su caja de arena, acicalarse en exceso al grado de ocasionarse heridas, etc.

Los alcances del estrés felino y la vacunación 

Son comportamientos asociados estrechamente al estrés felino, aunque cuando se presenta uno o varios de estos síntomas lo mejor es llevar al animal al veterinario. Cabe señalar que el estrés tiene un eficaz tratamiento que incluye mejoras en el entorno habitacional del gato y en los cuidados que se le brindan. Tanto el veterinario como un etólogo experimentado puede brindarnos las pautas adecuadas para seguir hasta la curación total del minino.

Por otra parte, los gatos suelen mostrarse extraños tras haber sido vacunados, aunque normalmente tras veinticuatro horas recuperan la normalidad en su comportamiento.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte