Blog

Mi perro se esconde y actúa extraño ¿qué debo hacer?

Es normal que los propietarios de perros consideren que, si un perro actúa fuera de lo común, seguramente está enfermo. No obstante, también deben ser tomadas en cuenta algunas otras causas que explican esa conducta en los perros. Son circunstancias que no están vinculadas directamente con alguna patología en específico. Por lo tanto, conviene saber cuáles son las principales causas por las cuáles un perro tiene la tendencia a ocultarse.

Los canes que padecen alguna enfermedad exhiben la tendencia a esconderse, por la sencilla razón de que pretenden hallar un sitio apacible y apartado en donde tener refugio. Sin embargo, es indispensable identificar la causa de ese comportamiento ya que, como hemos comentado previamente, no hay una sola enfermedad que propicie tal conducta.

Un problema canino que debe ser atendido

Atender cuidadosamente al perro para observar otros síntomas o los estímulos que desencadenan el problema es valioso para hallar así las raíces del asunto. Por supuesto, como siempre en estos casos, lo mejor será siempre acudir con el veterinario para que revise al perro que exponga ese problema.

Las causas más habituales por las cuales un can puede tener la tendencia a esconderse son: por enfermedad, por estar disgustado o molesto, por tener algún temor, por remordimiento y por padecer síndrome de disfunción cognitiva.

Una manifestación de malestar canina

Si un can no se siente en buenas condiciones por padecer alguna enfermedad, aún incipiente, es habitual que sus actividades cotidianas se alteren considerablemente. Hay varios síntomas relacionados de acuerdo con los órganos que puedan tener problemas. Por ejemplo, es normal que un can enfermo se muestre demasiado quieto y sin ánimos y que opte por mantenerse tendido en un apartado rincón de la casa.

También suelen ocultarse los perros cuando, habiendo sido ya diagnosticados, tratamos de aplicarles sus medicamentos. Los canes suelen ser bastante observadores y de inmediato intuyen las intenciones de sus dueños. Cuando detectan que se acerca el momento de tomar su jarabe o de ingerir su pastilla, prefieren esconderse para evitar esa experiencia.

Temor, disgusto y problemas cognitivos en el perro 

En otros casos el perro se esconde por experimentar temor. Es sencillo detectar esta circunstancia, ya que es normal que se presenten otras manifestaciones como salivación excesiva o temblores corporales. Este tipo de eventos es mejor consultarlos con un etólogo o especialista en conducta canina.

En ciertos casos el perro actúa de modo extraño y se oculta en algún recinto de la casa por hallarse disgustado. Es algo que no siempre será sencillo de percibir por las personas que cuidan al perro. El can actúa de ese modo para canalizar su inconformidad. Un posible motivo podría ser la aplicación de un medicamento, como lo hemos comentado previamente.

Los alcances del síndrome de disfunción cognitiva

Los perros de edad avanzada pueden padecer lo que se denomina como síndrome de disfunción cognitiva. Es un problema de salud canina parecido al Alzheimer de las personas y que puede derivar en que el animal actúe de manera extraña y que se oculte en los rincones de la casa. Lo anterior está relacionado con un daño en sus facultades cerebrales que se traduce en un distintas capacidades del perro de modo paulatino.

Los canes experimentan síntomas como el deseo de esconderse, complicaciones para detectar las puertas de las habitaciones, una frecuente desorientación, no identificar a los integrantes del grupo familiar, no responder cuando se le llama por su nombre, dormir más de lo normal durante el día y menos en las noches, reducir su actividad cotidiana, orinar dentro de la casa, moverse en círculos sin sentido y con frecuencia, etcétera.

Los problemas psicológicos del perro 

En cuanto se presente alguno de esos síntomas, lo mejor es consultarlo con un veterinario de experiencia para así dejar de lado las especulaciones. Un detalle positivo es que la disfunción cognitiva puede ser atendida con medicamentos veterinarios.

 No hay que descartar los problemas psicológicos o de conducta de los perros como causantes de la tendencia a mantenerse escondidos y apáticos. Hay que acudir con un etólogo para que evalúe el caso y planteé una estrategia para atenderlo de manera eficaz. Conocer las causas más habituales por las cuales un perro actúa de modo anormal y con la tendencia a ocultarse es indispensable para saber como apoyar a nuestra mascota. Lo más importante es garantizar su bienestar y su salud tanto física como mental.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte