Blog

Consejos acerca del destete en la cría de perros

Hablar del destete es hacerlo acerca del paso paulatino en la alimentación del cachorro, de la leche materna al alimento sólido. Es una relevante fase en la vida del cachorro que se presenta tras haber cumplido las tres semanas de edad y se prolonga hasta la octava semana de vida. De esta manera, el cachorro tendrá un crecimiento adecuado: se pondrá fuerte y sano, con un correcto desarrollo corporal. No obstante, al tratarse de una fase tan importante en el crecimiento del cachorro, es conveniente que se sigan algunas recomendaciones que le ayuden al animal a dar este gran paso en su vida.

Algunos aspectos básicos acerca del destete del perro son los siguientes: cómo inicia, cómo concluye, cómo se prepara la papilla de transición de un alimento líquido a un alimento sólido, cómo seleccionar los alimentos que más le convienen a nuestra mascota en esa primera etapa de su vida y también de qué manera cerciorarse que la camada entera alcance alimento.

Dinámica del destete del cachorro

El destete de los cachorros caninos se presenta de la siguiente manera: poco a poco se reducen las tomas de leche materna y la alimentación de los jóvenes perros va cambiando de la leche materna a los alimentos sólidos. Esto marca un cambio en la relación del cachorro con su madre, con una menor dependencia y una mayor capacidad de valerse por su cuenta.

Poco a poco los cachorros buscan imitar los hábitos de su madre y se aproximan curiosos al comedero. Paulatinamente también probarán algo de esa comida. Por otra parte, el desarrollo natural de los pequeños perros hace que su organismo se vaya tornando capaz de tolerar alimentos distintos a la leche materna.  Desde que los cachorros nacen, van experimentando alteraciones corporales clave para permitir esta transición. Una muestra de lo anterior lo tenemos en el estómago del perro, el cual se ensancha e incrementa así la capacidad de ingestión que tiene el animal.

El final del destete del perro

Tras haber iniciado alrededor de la tercera semana de vida del cachorro, el destete se prolonga hasta las ocho semanas, siempre de manera gradual. Durante este tiempo se irá reduciendo el instinto de succión que se presenta de manera natural en los perritos, e irán apareciendo los llamados dientes de leche.

Cuando estos pequeños dientes comiencen a incomodar a la madre, ella misma impulsará a sus crías a que avancen en la dinámica del destete.

Muy importante resulta en este caso que las personas respeten los tiempos de la lactancia canina. De no hacerlo así e interrumpir abruptamente esta dinámica, se pueden causar graves daños tanto físicos como emocionales al cachorro. Los pequeños perros de manera autónoma y natural van asimilando básicas lecciones por parte de los hermanos y la madre durante la etapa del destete, la cual les dará la oportunidad de llegar a ser perros saludables y felices.

Consecuencia de la interrupción del destete

Por otra parte, la madre de los cachorros también resulta afectada por la brusca interrupción de la fase del destete. Apresurar el destete de los cachorros puede derivar en que la madre padezca una inflamación de sus mamas, lo cual es denominado como mastitis. Esta hinchazón se presenta cuando la leche materna queda estancada en el organismo de la madre por una súbita falta de succión.

Cuando se presente este u otro problema en las mamás de nuestra perra, lo mejor es llevarla de inmediato con el veterinario. Este especialista es el único que puede indicar el mejor tratamiento para aliviar la molestia de la madre de los cachorros.

La importancia del alimento de transición

La madre será entonces la que oriente poco a poco a sus crías hasta la conclusión definitiva de la etapa de lactancia. Los cachorros demostrarán una progresiva tendencia a lamer los fragmentos de comida que obtienen ya masticada por su madre. Es entonces que conviene ofrecerles un buen alimento de transición. Uno de los más recomendables es el pienso para cachorro de elevada calidad. Es un alimento especial que puede conseguirse en las mejores farmacias veterinarias. En general, son croquetas que deben ser humedecidas con un poco de agua hasta darle forma a un suave bolo con el cual se alimentan los cachorros.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte