Blog

Tips, consejos y recomendaciones de adiestramiento canino

Los canes son mascotas bastante expresivas. Basta con observarlos un poco para comprender si se encuentran deprimidos, alegres o inquietos. No obstante, para mucha gente es complicado entenderlos a ciencia cierta, en especial si se presentan circunstancias especiales.

Pero ¿Qué pasaría si nuestro perro pudiera expresarse con palabras? ¿Qué trataría de comunicarnos? En lo que sigue comentaremos más acerca de ello. Se trata de una aproximación a la etología del perro que nos facilitará aplicar tips, consejos y recomendaciones variadas para su cuidado.

Paciencia en el adiestramiento

El perro es capaz de aprender mucho, pero teniendo la paciencia necesaria. Tener un can en casa no es algo sencillo. Es algo que resulta más complicado aún cuando se es primerizo en los asuntos de la crianza de perros. Desde el primer momento que se lleva un animal de compañía al domicilio propio se tiene el deseo de enseñarle lo más posible para completar su adiestramiento en poco tiempo.

Sin embargo, en muchas ocasiones las sesiones de adiestramiento pueden ser agotadoras si no se consiguen los resultados anticipados en el menor tiempo posible o si se aplican estrategias de adiestramiento no adecuados para ese perro que tenemos en casa.

Si nuestro perro se pudiera comunicar con palabras nos diría que estaría dispuesto a aprender lo que le enseñemos, pero siempre con el suficiente amor y la necesaria paciencia.

Una mascota depende de la persona que la atiende

Ocuparse de un perro tiene implicaciones importantes: hay que atender su salud, adiestramiento, deseos de juego, alimentación, monitoreo veterinario y cobijo. También hay que procurar la ejercitación de esa mascota. Es preciso tener conciencia acerca de lo dependientes que resultan para todo. Pero ese compromiso nos permite obtener del perro lealtad, plena, apego y mucho cariño.

Para cualquier duda que se tenga acerca de los cuidados y alimentación del perro es conveniente consultarlo con el veterinario. Este profesional es nuestro mejor aliado para garantizar la salud y plena calidad de vida.

Los castigos no son eficaces en el adiestramiento

En muchas ocasiones se les atribuye a los canes actitudes que son frecuentes en los seres humanos, como, por ejemplo, rencor, venganza y culpa. Numerosas personas consideran que un can realizo cierta acción para vengarse por haber sido reprendido anteriormente.

En realidad, los canes no comprenden, ni se ven sometidos a lo que los humanos comprenden como rencores o culpas. Es por ello que, cuando no se le saca a pasear, cuando se le niegan sus juguetes o cuando se le grita a manera de castigo, el animal no puede interpretar lo que acontece, ni vincularlo como una consecuencia directa de algo que ha realizado y que no debió de hacer.

Penalizaciones de esta clase únicamente generan confusiones, eventos de ansiedad y fracturas en el afecto existente entre el perro y la persona que lo atiende.

Por lo anterior, los especialistas en el adiestramiento canino aconsejan utilizar el llamado “refuerzo positivo” en lugar de los castigos. Es una táctica que consiste en premiar las acciones positivas del can en lugar de aplicar castigos a las acciones negativas. Es una vía para que el perro comprenda cuáles son las acciones adecuadas que debe llevar a cabo y cuáles no. De esa manera logrará estar motivado siempre para actuar así.

Motivaciones que tiene el perro para actuar de cierta manera

En ocasiones el perro inicia de un día para otro con la tendencia a morder los muebles o las patas, tropezarse con los objetos de la casa o hacer sus necesidades en el interior del domicilio.

Hay que entender algo importante: todas las acciones que realiza un perro tienen cierta causa y de ninguna manera implican un mero capricho.

Cuando se presenta algún comportamiento fuera de lo habitual, lo primero que debe hacerse es descartar posibles enfermedades, complicaciones derivadas con el estrés o por motivos distintos. Los canes no son malcriados o caprichosos, no actúan de cierto modo simplemente por que sí. Algo le acontece cuando su conducta normal se ve alterada.

En este sentido, entender el lenguaje de los canes es indispensable para saber qué les hace falta y percatarse cuando algo negativo acontece en su entorno. Es una manera eficiente para prevenir actitudes negativas y preservar la armonía en nuestra casa entre el perro y las personas que lo cuidan.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte