Blog

Recomendaciones para tener perros y gatos en una misma casa

Se trata de especies muy diferentes, en efecto, pero aún así tienen la oportunidad de vivir en plena armonía, en una misma casa, si sus propietarios atienden recomendaciones como las que les ofreceremos en los párrafos siguientes. Realmente es factible que perros y gatos puedan mantener una pacífica relación aún si habitan en un mismo hogar y que sus dueños puedan gozar de su compañía y ofrecerles mucho amor sin problema alguno. Detallemos entonces cuáles son algunas de las mejores recomendaciones para tener perros y gatos en casa.

Cada especie tiene su propia organización

Es indispensable comprender que perros y gatos tienen una distinta organización como especie. Mientras que los caninos acostumbran agruparse en manadas estructuradas de acuerdo a su particular jerarquía, los felinos, por su parte, son animales más bien solitarios acostumbrados a defender su territorio.

Estas costumbres tan distintas pueden hacer que se desencadenen enfrentamientos entre gatos y perros en el hogar. Por lo tanto, el propietario de ambos animales debe hacer lo posible por respetar cada una de estas formas de organización y el modo en el que se adapten entre ambas especies, sin intervenir demasiado o regañando con severidad innecesaria a sus mascotas. A final de cuentas el perro y el gato sabrán organizarse de modo natural en su convivencia cotidiana.

Fomentar la presentación entre mascotas

Un evento importante para que dos animales tan distintos como el perro y el gato puedan llevarse bien en una casa, es la presentación que se haga de la una a la otra. Hay que tener especial precaución para ello: no debemos tomar al gato en los brazos, puesto que el felino, al sentirse molesto puede arañar a su propietario y al perro. Lo mejor entonces será cortarle las uñas al minino para que no lastime al perro si la presentación no resulta lo positiva que se esperaba.

Otros consejos para que el perro y el gato se conozcan bien es llevarlos a un lugar espacioso, donde se puedan oler y observar, de preferencia llevando sujeto con una correa al perro. En tanto la conducta de ambos animales sea correcta y pacífica hay que permitirles que interactúen y si por el contrario se muestran reservados no hay que apresurar las cosas, ya que tal vez ambas mascotas requieran de un tiempo para adaptarse a la compañía del otro.

Coadyuvando a la buena relación entre gato y perro

Si los animales al ser presentados se muestran nerviosos e inquietos es preciso que el dueño de ambas mascotas utilice estrategias encaminadas a forjar una buena relación entre ambos animales.

Por ejemplo, conviene utilizar el reforzamiento de voz (pronunciando, por ejemplo, “¡¡Eso es, así se hace, muy bien!!”) o por medio de golosinas que se les entregarán si se comportan aceptablemente.

En contraparte, no se debe seguir la práctica de separar la casa en dos espacios, uno para el perro y otro para el minino. Y es que procediendo de esta manera será más difícil que aprendan a tolerarse con el paso del tiempo.

Lo más aconsejable es aguardar un poco a que ambos animales aprendan a aceptar la presencia del otro, lo cual puede demorar semanas o meses. No obstante, que puedan lograrlo es un factor clave para que tengan una positiva relación ambos animales.

Iniciar pronto la interacción y modo de alimentarlos

Premiar al perro y al gato cuando se porten bien en el marco de su convivencia, como habíamos señalado, es una buena estrategia. También resulta conveniente que ambos animales se relacionen desde sus primeras etapas de vida, para que les resulte más sencillo acostumbrarse a la presencia del otro en el hogar.

Pero así también no hay que dejar de lado la naturaleza silvestre de ambas especies. Por ser animales depredadores, pueden tratar de comerse el alimento que no les corresponde, por ejemplo, el perro comerse el alimento del gato. Por este motivo es recomendable servirles comida en zonas separadas de la casa, para evitar conflictos y que lleguen a lastimarse.

Juguetes para ambas mascotas

No es una recomendación que resulte superficial. Los animales pueden sentir celos del otro al observar que juega con un objeto vistoso y atractivo. Como habíamos mencionado previamente los perros son más sociables y los gatos gustan de actuar en solitario. Eso puede derivar en confrontaciones por adueñarse de cierto juguete con el que se cuente en el hogar.

Para evitar esta fuente de problemas les aconsejamos proporcionar al perro y al gato sus propios juguetes, de distintas formas y algunos de ellos que sean capaces de emitir sonidos. Tus mascotas se sentirán felices de jugar con esos objetos y canalizarán sus instintivos comportamientos en la vivencia lúdica, favoreciendo que puedan tener una respetuosa relación en el hogar.

Encuentra los productos más variados para garantizar el bienestar y la salud de tu perro o tu gato en Farmacia Veterinaria San Bernardo. Tenemos un amplio catálogo de productos a precios muy atractivos. Explora con toda confianza nuestro sitio web.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte