Blog

Recomendaciones para el adiestramiento canino

Siempre será conveniente tener una mascota bien educada, habituada a seguir positivos hábitos de higiene y comportamiento. No obstante, llegar a este punto no es sencillo, en tanto que se requiere seguir ciertas técnicas de adiestramiento que precisarán el uso de materiales especializados. Se trata de productos provechosos para efectuar correctamente los ejercicios de adiestramiento con nuestro perro. Comentaremos más al respecto en el resto de la siguiente nota.

Por ejemplo, son herramientas esenciales para el adiestramiento del perro un collar y una correa. Los mejores modelos de estos productos nos serán recomendados por el veterinario o el adiestrador de acuerdo con las características de nuestro can.

Además de los materiales de control, es preciso también contar con juguetes y recompensas para premiar al animal si cumple con lo que se le ha solicitado. Y aunque hay varias clases de juguetes para perro, lo mejor es usar uno que pueda diferenciar fácilmente nuestra mascota, un objeto que pueda hallar de modo sencillo el perro en su ambiente familiar. En este sentido es importante que, si el perro usa para jugar un cojín viejo, el animal puede generalizar y no diferenciar fácilmente un cojín usado, su juguete predilecto, de uno nuevo.

Aunado a lo anterior, para el adiestramiento de un cachorro se requiere, además del mencionado material de control, constancia, paciencia y mucho cariño. No se debe cometer el error de postergar demasiado el entrenamiento o actuar demasiado pronto, puesto que eso no sería demasiado positivo para nuestra mascota.

Cultivando hábitos de aseo

Los ejercicios enfocados a cultivar los hábitos de aseo en el perro pueden llevarse a cabo desde el primer día que llevemos al perro al hogar. Siendo persistentes, es posible inculcar los mejores hábitos de aseo en nuestra mascota en dos semanas o en un mes. En ocasiones es preciso disponer para ello de algunos días más.

Por lo general el cachorro tendrá deseos de hacer sus necesidades algunos minutos luego de haber comido. En la medida de lo posible hay que llevar fuera de la casa en ese momento al perro. Hasta antes de haber cumplido los seis meses, es posible que sea preciso llevar a pasear al perro unas cinco ocasiones al día. Posteriormente esas salidas se reducirán a solo tres ocasiones.

En esta clase de salidas es muy posible que el perro exhiba preferencia por acudir a lugares que han sido usados por otros canes. De actuar así, es aconsejable llevar al perro a esos sitios para que relacione la intención de hacer sus necesidades en cuanto llegue a sus lugares predilectos. Cuando al cachorro haya hecho sus necesidades hay que alabarlo en repetidas ocasiones e ingresar de nuevo en la casa con él. Es un modo de que el animal identifique cual es el propósito de la salida.

Los buenos modales en los perros

Es siempre grato tener un perro convenientemente adiestrado. Lo más recomendable es comenzar los ejercicios de adiestramiento cuando el perro sea aún muy joven. De ese modo, cuando el perro llegue a su etapa adulta, habrá asimilado perfectamente las reglas que uno le haya enseñado.

Si el perro tiene un sitio confortable para estar, hay una menor probabilidad de que quiera ocupar algún sitio que no le corresponda y todo por estar con nosotros. En estos casos bastará con exclamar firmemente “no” además de hacer sonar las palmas para hacerle ver al perrito su error. Conviene insistir en estos puntos para que el cachorro aprenda pronto y sepa cuando ha cometido alguna equivocación.

Para que el perro no se suba a los sillones de la sala de estar, es conveniente usar rociadores con repelente para canes. Se trata de productos provechosos para mantener a los perros lejos de los muebles que les están prohibidos. Son líquidos que tienen un desagradable olor para los perros, pero no para los humanos, además de que son inofensivos al rociarlos en los tapices de los muebles.

Juguetes para que muerda el perro

Si hallamos a nuestro perro mordiendo cualquier otro objeto que no sea aquel o aquellos que tiene permitido, hay que mostrarle de inmediato nuestra desaprobación pronunciando “no” con voz firme y retirándole el objeto que no le está permitido mordisquear. En cambio, cuando muerda sus juguetes es conveniente alabarlo y acariciarlo mucho. Por supuesto, hay que solicitar a los demás integrantes de la familia que procedan de la misma manera para que así el adiestramiento en esta faceta sea también exitoso.

Conseguir los mejores productos para el adiestramiento canino es sencillo si se acuden a los centros especializados en la venta de esta clase de materiales. Farmacia Veterinaria San Bernardo es uno de ellos, ya que cuenta con un amplio catálogo de productos para el cuidado de los perros, gatos y otros muchos animales de compañía. Les aconsejamos visitar su sitio web para que conozcan la vasta gama de productos que allí se ofrecen a precios muy accesibles.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte