Blog

Principales efectos secundarios de las vacunas para mascotas caninas

Las vacunas para perros tienen como propósito proteger a nuestras mascotas caninas en contra de enfermedades bastante específicas, por ejemplo, hepatitis o moquillo. No obstante, también pueden propiciar efectos secundarios como manifestaciones alérgicas y eventos de fiebre. Los efectos mencionados en muy raras ocasiones llegan a ser riesgosos y tienen una duración aproximada de tres días posteriores a la aplicación de la vacuna.

Por lo general, efectos secundarios como los mencionados dejan de afectar a nuestra mascota pasados esos tres días, sin que sea preciso acudir al veterinario, ni aplicar algún tratamiento especial. Cabe mencionar que los caninos de menor edad suelen mostrar una mayor vulnerabilidad a las vacunas aplicadas por medio de inyección. Como quiera que sea, los expertos en el tema coinciden en que las vacunas son tan indispensables, como seguras.

Cómo actúan las vacunas para perro

El objetivo de las vacunas para caninos es activar las defensas del animal en contra de cierta enfermedad. En general, desde un punto de vista estadístico el porcentaje de reacciones secundarias derivadas de la aplicación de vacunas para perros es muy reducido en comparación con el número de vidas que se salva anualmente por este recurso médico. Estadísticas obtenidas en Japón con respecto a 311 perros revelaron que, en un periodo de seis años de aplicación de vacunas, la que generó más reacciones adversas en los caninos fue la vacuna contra la rabia.

Vacunar un perro implica inocular en el organismo del cánido una enfermedad cuidadosamente atenuada, para que así, su sistema inmunológico detecte ese elemento extraño y propicie la activación de las defensas naturales del cuerpo. Es importante tomar en cuenta que las defensas generadas en el cuerpo del perro no serán de indefinida duración y por ello es necesario revacunar a esa mascota periódicamente para que su organismo vuelva a elaborar tales anticuerpos.

Efectos secundarios graves y no tan graves

De entre las reacciones secundarias de las vacunas para perro que más se presentan, hay que mencionar dolor o picazón en el sitio corporal en el cual se aplicó; inflamación o aparición de pequeños bultos con forma de haba, y en ciertos casos, aunque con menor frecuencia estadística, afectaciones gastrointestinales, gripe, malestares en la piel o respiratorias. En los casos de gravedad más considerable se han registrado dolencias cardiovasculares y por supuesto que en eventos así, es indispensable el auxilio de un veterinario.

También se han tenido casos en los que se presenta la llamada anafilaxia en perros a los cuales les ha sido aplicada una vacuna. ¿En qué consiste? Se trata de una reacción secundaria que aparece cuando el organismo del animal, como recurso de defensa ante la vacuna, autodestruye sus propios glóbulos rojos. Sin embargo, este efecto secundario es extremadamente raro en su ocurrencia, de acuerdo con su presencia estadística.

Periodicidad de la aplicación de vacunas

Los especialistas en el tema recomiendan manejar un idéntico calendario de aplicación de vacunas. Sin embargo, hay varios factores a considerar en la correcta programación de las aplicaciones. Algunos de esos factores tienen que ver con la condición inmunológica del animal, el área urbana o rural donde habite; los hábitos de vida e higiene de sus propietarios, y varios más. Son circunstancias que pueden determinar el nivel de exposición del perro en mayor o menor medida a las enfermedades.

Por supuesto, es básico acudir con el veterinario para que sea él, un profesional experimentado con la debida preparación, quien determine la calendarización de las vacunas que se deben aplicar a cierta mascota. En la medida en que apliquemos las vacunas que le corresponden a nuestro perro en tiempo y forma, podrá salir a la calle y tener una mejor socialización con otros canes.

Las principales vacunas para perros

Las vacunas de mayor relevancia para la salud de un perro son las que lo protegen de la rabia, hepatitis, moquillo, leptospirosis, parvovirosis, piroplasmosis y coronavirus. No debemos olvidar que la aplicación de vacunas es una acción de orden preventivo capaz de salvar la vida de nuestra mascota. Por ello, en la medida de lo posible, no hay que limitarse en los gastos que sean precisos para atender esta necesidad. Es posible hallar en el mercado distintas marcas y variedades de vacuna a precios muy diversos. Por ello es importante seleccionar la mejor para nuestro perro y eso es algo en lo que puede ayudarnos un veterinario experto.

En Farmacia Veterinaria San Bernardo, hallarás una vasta gama de vacunas para perro, a precios muy accesibles. Te recomendamos que visites su sitio web para que revises su amplio catálogo de medicamentos, vacunas y complementos para la salud y bienestar para tu mascota que Farmacia Veterinaria San Bernardo pone a tu alcance. Recuerda que prevenir es no lamentar y la salud de tu perro amerita todos los cuidados posibles.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte