Blog

¿Por qué respira de manera extraña mi perro?

Si un can respira de manera corta y rápida es muy probable que esto se deba a que ha realizado una intensa actividad física o que se sienta mucho calor en el ambiente. Los perros jadean para regular la temperatura de su cuerpo en lo que implica una importante dinámica fisiológica. No obstante, la respiración extraña en el perro también puede estar relacionada con causas patológicas, tal y como comentaremos en los párarfos que siguen.

Deshidratación, complicaciones pulmonares, dificultades cardiacas, golpes de calor y circunstancias corporales parecidas tienen relación con la respiración agitada en los perros. Conviene conocer más a fondo cuáles son los factores que propician la respiración agitada en el can y cuáles son las medidas que los dueños de esos perros deben adoptar.

Causas de la respiración anormal en el perro

Si tenemos la impresión de que nuestra mascota respira más acelerado de lo habitual, lo primero que debemos hacer es cerciorarse de que esto es así. Se considera como la respiración normal del perro cuando oscila entre las diez y las treinta respiraciones por cada sesenta segundos. Cuando se presenta una frecuencia mayor a la mencionada, salvo que sea por haber desarrollado una intensa actividad física o por cuestiones climatológicas, puede que tal evento esté relacionado con causas patológicas.

Síntomas que pueden presentarse simultáneamente con la respiración anormal en el perro

En otros casos, lo que observaremos es que el can respira de manera extraña y presenta también síntomas como los siguientes: dolor, ansiedad y fiebre. Esta última puede acontecer en etapas tempranas de diferentes enfermedades, por lo cual no siempre se logran identificar síntomas complementarios. Por lo que se refiere al dolor corporal que suele presentarse junto con la respiración agitada en los perros, no en todos los casos es patente la procedencia que tiene. Basta con pensar en alguna fractura que se nos llegue a pasar por alto. Finalmente, los perros también pueden presentar una respiración demasiado agitada a causa del estrés y de la ansiedad.

En última instancia, si el perro respira demasiado rápido y esto no obedece a causas fisiológicas, resulta indispensable llevar al perro con el veterinario para que sea este especialista quien, tras revisar al perro, determine las razones de ese problema. El veterinario, al identificar las circunstancias que favorecen esa respiración acelerada, lograrpa ponerle remedio a la situación.

Por ejemplo, en ciertas ocasiones captamos que el animal tiene respiraciones cortas y rápidas por cierta condición denominada como insuficiencia cardiaca congestiva, problema que daña directamente al corazón del animal.

Factores que propician problemas respiratorios en el perro

Tras evidenciarse una deficiente circulación del torrente sanguíneo por todo el cuerpo del perro, terminan por aparecer síntomas como los que hemos comentado anteriormente. Cabe señalar que la insuficiencia cardiaca congestiva es una enfermedad que no tiene curación, pero que puede ser controlada por medio de productos farmacéuticos para animales y una dieta adecuada.

También suele darse el caso de que un perro respire agitadamente y tiemble, vomite y tenga salivación excesiva por estar padeciendo una intoxicación. Son numerosos los productos en el hogar que son capaces de intoxicar a un can, como, por ejemplo, medicamentos, insecticidas, detergentes, plantas, raticidas y determinados alimentos.

Por otra parte, lo intensos que se presenten tales síntomas dependerá de la cantidad de tóxico que el perro haya consumido o contactado y la sustancia que haya causado ese problema. Por supuesto, si se tiene la sospecha de que el can se encuentra intoxicado hay que trasladarlo a la clínica veterinaria más cercana sin demora alguna.

Otros factores que derivan en la respiración anormal en el perro

También hay que mencionar a las picaduras de insectos como posibles causantes de choques anafilácticos con incremento en la rapidez de las respiraciones. Este caso también implica la actuación urgente del veterinario.

La neumonía, los golpes de calor, la deshidratación y los choques causados por alergías, hemorragias, complicaciones cardiacas, infecciones cardiacas y diferentes intoxicaciones forman parte del conjunto de factores capaces de producir una respiración anormal en un perro mascota. Esto implica un considerable riesgo para la salud del animal. Incluso en las fases finales del choque, del ataque, la respiración del can puede disminuir. La asesoría del veterinario es impostergable en una situación así.

Y aunque haya razas caninas cuyos ejemplares tengan cierta propensión a los problemas respiratorios por su particular fisiología, como los boker o los bulldog, no es conveniente pasar por alto un síntoma como el que aquí hemos comentado.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte