Blog

La deshidratación en las mascotas

Tomando en consideración que puede representar un grave peligro para la salud, es conveniente conocer cómo se presenta la deshidratación en los animales para actuar con la debida presteza. Hay valiosos consejos al respecto que conviene conocer.

El agua es sinónimo de vida y tomando en cuenta que casi todos los seres vivientes cuentan con un elevado porcentaje de ese líquido, no parece complicado saber que la pérdida de agua pueda implicar un gran problema para la salud y el bienestar corporal.

En este caso, conocer los principales síntomas de la deshidratación en una mascota es de gran importancia, así como también las causas que producen tal condición. Hay vías para poder identificar de manera temprana esta complicada situación y ponerle una solución lo más pronto posible.

De ese modo será posible identificar en tiempo y forma los casos de deshidratación y remediarla antes de que se presenten complicaciones secundarias.

¿Cómo se presenta la deshidratación?

Desde una perspectiva global, la deshidratación se perfila como la perdida de agua de cierto organismo u elemento. Basta pensar en ciertos alimentos, como algunos embutidos, a los cuales se les aplica un procedimiento de deshidratación para mejorar su textura y aprovechamiento gastronómico.

Sin embargo, desde un punto de vista veterinario, la deshidratación se presenta como la pérdida de un porcentaje importante de H2O en el cuerpo de un ser vivo, incluso en una cantidad superior al agua que se ingiere cotidianamente.

La deshidratación deriva en la temporal y nula capacidad del organismo para llevar a cabo sus tareas elementales, lo cual puede derivar en graves secuelas.

¿Cómo se puede detectar la deshidratación en los animales de compañía?

Son diferentes los indicios que nos pueden poner en estado de alerta acerca de la deshidratación de un perro o gato. Afortunadamente buena parte de ellas son sencillas de identificar por parte de las personas que cuidan a esos animales.

Examinación de los pliegues cutáneos

Podría parecer un medio poco seguro para identificar el nivel de deshidratación, pero se utiliza bastante en los centros veterinarios. El procedimiento es sencillo, ya que la prueba implica sujetar un pliegue de la piel de la mascota entre los dedos y luego llevar un conteo de los segundos que demora en retornar a su estado normal.

Si se trata de un perro o gato hidratado correctamente ese lapso no debe de rebasar el segundo. En lo que se refiere a la deshidratación, tal periodo se dilatará tomando en cuenta el nivel del problema que se presente en ese momento. Por la sencillez que tiene esta dinámica, puede ser realizada por cualquier persona.

Alteraciones de la micción

Estamos hablando de un síntoma un tanto más complicado de detectar, aunque poniendo la atención debida puede ser identificado y atendido como se debe. La deshidratación produce una reducción en la cantidad de orina que produce el organismo del animal y a la vez un incremento en la densidad de este líquido. Todo ello deriva en la aparición de una orina más oscura, e incluso un cambio radical en la tonalidad de la misma.

Mascotas con los ojos hundidos

También es de sencilla detección y se perfila como un síntoma del problema de salud que estamos comentando. Cuando una mascota padece deshidratación suele tener los ojos hundidos. Esta disminución en el brillo ocular viene vinculada con una disminución en el volumen de estos órganos sensoriales. Los ojos de las mascotas aparecen secos, hundidos, sin la capacidad de producir lágrimas.

Salivación escasa y hocico seco

Una vez que el organismo detecta determinado nivel de deshidratación suele hacer todo lo posible por ahorrar el vital líquido. Es entonces que disminuyen todas las posibles fuentes de desperdicio, como es la producción natural de la saliva. Con ello se presenta una notable resequedad de la mucosa bucal y en la lengua. Son detalles sencillos de observar y de detectar por medio del tacto.  

Desvanecimientos y mareos

Cuando el nivel de deshidratación de una mascota es considerable, se pueden presentar variaciones en el nivel de consciencia de la mascota. En este caso, con frecuencia pueden presentarse eventos en los que el animal se presente mareado o que padezca desvanecimientos. Por la severidad de estas condiciones, amerita llevar de inmediato  a nuestra mascota con el veterinario.  

 

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte