Blog

Consejos y recomendaciones para cuidar perros recién nacidos

Un consejo inicial para el cuidado de los perros recién nacidos tiene que ver con el espacio donde su madre pueda llevar a cabo el alumbramiento. Para ello, les aconsejamos usar una caja en donde las crías puedan mantenerse calientes y a salvo de ser aplastados en caso de que la perra, abrumada por la fatiga y debilidad del parto, se acueste sobre ellas. La caja en cuestión debe de tener una base de buen tamaño y cuatro lados. Es preciso conseguir una caja con las dimensiones suficientes para que la perra pueda recostarse con las patas extendidas y con la cabeza en el piso, para que así tenga la máxima comodidad posible. Así también, a esta medida hay que agregarle el espacio indispensable para las crías.

No menos importante es que esa caja de parto tenga la altura necesaria para que la perra pueda moverse libremente, sin que con ello lastime a los cachorros. En tiendas especializadas y farmacias veterinarias de prestigio comprobado puedes adquirir cajas de parto de variadas características. Y si bien se tiene la opción de hacerla en casa, usando para ello, cartón y madera, lo mejor es optar por productos creados con los materiales y diseño adecuados para el cometido antes mencionado.

Los cachorros y su seguridad

Cuando los cachorros han cumplido ya un par de semanas de edad, es conveniente acondicionarles un barandal de madera o de un material parecido, para que tengan su propio espacio en la caja y que su madre no los lastime al desplazarse o al acostarse. Ese barandal debe ser de madera lo suficientemente resistente, y que se levante unos 10 0 15 centímetros desde la base de la caja.

Muy importante para la sobrevivencia de los cachorros resulta el tema de la temperatura ambiente. En este caso, resulta adecuado colocar una alfombra corta en el espacio donde se hallarán las crías. Una vez que se haya definido la zona destinada para los cachorros, lo que sigue es poner esa pequeña alfombra sobre una capa de periódico. Todo ello servirá para que las crías puedan tener una temperatura lo suficientemente cálida, aun cuando su madre se encuentre lejos.  Un complemento o alternativa para esa alfombra de calor podría ser una lámpara de tamaño pequeño, la cual se colocaría en cierto ángulo de la caja, con el objetivo de proporcionarles a los cachorros el calor que necesitan.

El calor indispensable en la caja de parto

De cualquier manera, hay que tener precaución en el uso de una lámpara para este propósito, ya que, si se presentan resequedades o enrojecimientos en la piel de los cachorros, es preferible dejar de lado este método para garantizarles calor en su espacio dentro de la caja. Una alternativa al respecto lo sería una botella con agua caliente bien envuelta con una toalla. De ese modo ofreceremos a los cachorros otra vía para calentar su ambiente.

No menos importante es proporcionarle a la caja de parto una cubierta para su abertura. Durante el alumbramiento es muy posible que la perra se sienta más cómoda en un ambiente aislado y oscuro, como si fuera una cueva. Son factores que en buena medida le proporcionan al animal una sensación de mayor seguridad y facilitan la tarea del alumbramiento. Para lo anterior basta con poner una manta o una toalla lo suficientemente grande en una parte de la caja para que así se oscurezca lo suficiente.

La tranquilidad de la perra y sus cachorros

Del mismo modo debemos procurar que la caja se ubique en una apacible, con la suficiente tranquilidad para que la perra y los cachorros se sientan cómodos. Para disminuir los riesgos al máximo de que surja algún problema durante el parto es indispensable que la perra permanezca sin alteraciones o sonidos que la perturben. Así también, es correcto colocar alimento y agua fresca en la cercanía de la caja. Con ello, lograremos que nuestra perra se sienta a gusto y tenga un alumbramiento menos desgastante, al percatarse de que tiene cerca de ella comida y agua.

Un consejo final tiene que ver con la necesaria familiarización que debe tener la perra con respecto a la caja de parto. Para ello, un par de semanas antes del nacimiento de los cachorros, de acuerdo con lo anticipado, es conveniente que la perra pueda explorar libremente la caja del parto. De ese modo ganará confianza y podrá tener en ese espacio a sus crías sin reserva y con total comodidad.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte