Blog

Consejos para recibir en casa a un perro adoptado

La decisión de adoptar a un perro se toma con un gran entusiasmo y la verdad es que las expectativas que se tienen al hacerlo por lo general no se corresponden con la situación real. No obstante, la perspectiva de recibir a un can en adopción en casa no tiene por qué ser una amarga experiencia, sino por el contrario, una fuente de continuas alegrías y gratas emociones. La clave de lo anterior radica en propiciar una pronta adaptación del perro a su nuevo hogar. Conviene saber que las primeras dos semanas en casa fijarán la pauta de toda la interacción futura entre los integrantes de la familia y el perro recién llegado.

De inicio, es indispensable tener paciencia con nuestra nueva mascota para apoyarla a que se adapte a las nuevas reglas que le esperan en ese hogar con respecto a su positivo comportamiento. Algunas personas suelen enfardarse demasiado si el perro que han adoptado realiza actividades como mojarse en charcos, comerse cosas variadas o revolcarse en áreas con tierra abundante. No debemos ser demasiado severos con el perro al actuar así y menos en su periodo de adaptación al nuevo hogar. Es importante tener calma y orientarlo con todo cariño acerca de lo que puede y no puede hacer.

Cuidar a un perro adoptado

Si el perro que se ha adoptado procede de una perrera o un refugio para mascotas, es posible que no se encuentre habituado a salir mucho. Por lo consiguiente, lo mejor es llevar a cabo cortos paseos de unos 10 o 15 minutos para que el animal se vaya acostumbrando poco a poco al nuevo ambiente que ahora se ha convertido en su hogar. Deben ser salidas frecuentes, por ejemplo, cinco o seis diarias. De ese modo no se le sobresatura de información al perro y le damos una mayor oportunidad de que realice sus necesidades en el exterior. No es aconsejable llevarlo al parque para que tenga interacción con otros perros, sino, más bien, ofrecerle salidas tranquilas para que olfatee y se familiarice con el terreno.

Adiestrar a un perro adoptado

Lo más importante al recibir a un perro adoptado es brindarle- en las primeras semanas tras su llegada a casa-, más que cariño, mucha seguridad. Hay que ofrecerle al perro confianza y comprensión. Por lo anterior, es indispensable dedicarle mucha dedicación, pero siempre sin exagerar. Basta con dedicarle diariamente algunos minutos para ofrecerle recompensas por medio de alimento por cualquier actividad que el perro desarrolle: desde sentarse hasta caminar, desde tenderse en el piso hasta mantenerse quieto. Es una vía para irse ganando la confianza del perro y avanzar en su adiestramiento.

Otro aspecto importante para el caso de recibir en casa a un perro adoptado tiene que ver con las caricias. Hay que tomar en cuenta que no a todos los canes les agrada que los acaricien. De manera que si el perro se pone nervioso es más posible que nos ocasione dificultades en casa. De modo que se debe de trabajar paulatinamente el acercamiento con el perro, respetando su espacio vital y sin molestarlo cuando tome sus alimentos o cuando esté durmiendo.

Tener a un perro adoptado como mascota

A final de cuentas es indispensable establecer pautas de convivencia desde su llegada a casa, sin que esto implique regañar en exceso o con demasiada dureza al can. Cualquier error que cometa en sus primeros días tras haber llegado a ese nuevo hogar, buena parte del problema le corresponde al propietario del animal. Como muestra de lo anterior, si no deseamos que el perro ingrese en las habitaciones de la casa, no hay que permitírselo desde el inicio de su estadía en esa vivienda. La prevención es un elemento clave para el adiestramiento de un perro adoptado.

Un consejo complementario es el siguiente: no hay que elegir juegos “que lo hagan cansarse” para que se mantenga tranquilo, sino más bien juegos tranquilos que le brinden calma, bienestar y una abundante estimulación mental. Conviene dejar de lado temporalmente los juegos de arrojarle una pelota, correr tras él y otros parecidos hasta el momento en que se conozcan mejor.
Para conseguir los mejores productos para atender a un perro adoptado y que llene de alegría nuestro hogar, lo mejor es acudir con los expertos de Farmacia Veterinaria San Bernardo.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte