Blog

Consejos para alimentar a los caballos

Año con año, cuando llega el verano, los propietarios de granjas y criadores de caballos deben de ocuparse de importantes tareas y entre ellas se encuentra la de atender la salud de sus animales, en especial por las elevadas temperaturas que en ese periodo se dejan sentir. Por lo que se refiere a su alimentación, hay algunas recomendaciones valiosas que se deben tomar en cuenta y que les compartiremos en el resto de este artículo.

Para ofrecerles a nuestros caballos una dieta balanceada, en especial durante el caluroso verano, es importante ofrecerles agua limpia y fresca en abundancia. Los expertos aseguran que un caballo puede beber un promedio de 50 litros de agua limpia durante el periodo veraniego. Por lo anterior, el caballo debe tener acceso permanente al H2O, siempre en buenas condiciones, para que se mantenga bien hidratado. En caso de que el equino camine o corra durante largo tiempo, hay que propiciar que se detenga cada cierto tiempo para que descanse y se hidrate.

La hidratación del caballo

Cuando hace mucho calor es normal que un caballo sude mucho y con ello pierda sales y proteínas en abundancia. Por ello, es importante suministrarle alimentos que les brinden la energía indispensable para las actividades que deben de realizar los caballos, por ejemplo, carreras o sesiones de adiestramiento. En el caso de que el animal experimente una gran carga física y desgaste por el calor estival, hay que compensar la disminución de electrolitos resultante en el organismo.

En este caso, los expertos en nutrición equina afirman que los electrolitos perdidos deben ser reemplazados con una dieta adecuada para el caballo, ya que si no es así no tendrá deseos de hidratarse y se sentirá aún más fatigado. Los equinos que reciben una alimentación abundante en aceites y fibra, son menos proclives a tener descompensaciones en su organismo que aquellos animales que tienen una alimentación con abundantes cereales.

La nutrición del caballo

En cuanto a lo anterior, es preciso ofrecerles a los caballos alimentos con abundantes sales minerales, para mejorar los niveles de magnesio, potasio y sodio en su organismo. También es indispensable preservar un equilibrio de ingreso y desgaste energético en el metabolismo del caballo, disminuyendo la concentración de almidones cuando el animal ya está pastando. Los especialistas aseguran que ofrecerle fibras de gran calidad a los caballos en su alimentación, por ejemplo, con pulpa de alfalfa o remolacha, es algo capaz de solventar sus necesidades nutrimentales cotidianas.

Otro detalle importante con relación a la correcta nutrición de los caballos tiene que ver con el sitio donde se almacene su alimento. También es factor la periodicidad de adquisición del forraje y las condiciones en las que se encuentra, la frescura que tenga. Por el caluroso ambiente que prevalece durante el verano, es posible que el alimento de los caballos se descomponga con mayor rapidez de lo normal. Por lo anterior, es básico conservar la alfalfa o el forraje en sitios secos y fríos con abundante ventilación para conservar en perfectas condiciones el alimento del caballo.

Es recomendable que al adquirir follaje este sea transportado en un contenedor perfectamente sellado, para así evitar que ingresen insectos y lo contamine. Para evitar que el alimento de los caballos se humedezca y con ello se estropee, un adecuado recurso es usar un sistema de aire acondicionado en el sitio donde se almacene el forraje.

La conservación adecuada del alimento para caballo

Por el hecho de que el tracto digestivo de un equino es sumamente delicado y exigente, su organismo precisa de una alimentación con abundante fibra, además de que se consuma en cantidades pequeñas durante un extenso periodo.

No menos importante es disminuir lo más que se pueda el polvo en el ambiente donde el caballo toma sus alimentos. En caso contrario, si los equinos se alimentan en un recinto sucio y mal acondicionado, los animales exhibirán casos de diarrea, cólicos abundantes y falta de apetito. Por ello es indispensable mantenerse atento a los síntomas mencionados cuando se presentan, en especial durante el periodo estival.

Finalmente hay que recomendar el uso de complementos alimenticios para garantizar la mejor nutrición del caballo. Estos productos especiales para mejorar la nutrición de los equinos les aporta valiosas dosis de vitaminas, minerales y oligoelementos. Aunado a lo anterior, son capaces de mejorar una dieta para caballo basada en cereales. Puedes hallar productos como los mencionados y muchos otros más para conservar la salud y buenas condiciones físicas de tu caballo, a precios muy accesibles, en Farmacia Veterinaria San Bernardo.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte