Blog

Cómo atender los abscesos en los cascos equinos

Los abscesos que aparecen eventualmente en los cascos de los caballos son complicaciones que acontecen con cierta frecuencia que pueden derivar en súbitas cojeras y algunas de ellas de bastante gravedad. Afortunadamente son casos que suelen resolverse sin problemas por medio de los tratamientos más adecuados. Por lo anterior, resulta bastante importante saber cuáles son los mejores métodos de prevención y de curación de los abscesos en los cascos equinos.

Hablar de abscesos implica hacerlo acerca de acumulaciones de pus dentro de esas lesiones. Y aunque son problemas físicos que pueden ser atendidos prontamente con los adecuados recursos veterinarios, en muchas ocasiones es posible evitarlos con las debidas atenciones y un permanente monitoreo de los cascos de los caballos. Los abscesos son infecciones que se presentan como granos llenos de pus, que son capaces de ocasionar agudos dolores al animal que los padece, incluso desde antes de que estas heridas se hallan formado del todo.

Cómo atender los abscesos en los cascos equinos

El modo más sencillo para resolver un absceso es abrirlo por completo y drenar la pus acumulada. De ese modo se logrará eliminar el dolor experimentado por el caballo casi de manera inmediata al haber disminuido la presión.

Es importante comprender cómo se va formando de manera interna el absceso. Normalmente inicia con una infección focalizada que el organismo del animal trata de eliminar por medio de sus defensas naturales, por ejemplo, la acción de los glóbulos blancos. Con el paso del tiempo la acumulación derivada de los glóbulos blancos y la inflamación se amplía, derivando en un incremento de la presión. Lo anterior acontece porque el rígido limite del casco no puede expandirse para así mitigar la presión. En algunos casos de absceso los caballos afectados no exhiben cojera alguna o padecen una cojera que dura poco y no es captada por las personas que cuidan a los caballos.  Esto último sucede con más facilidad si estos caballos pastan en los prados.

Cómo se originan los abscesos en los cascos de los caballos

Es tiempo de comentar acerca del origen de los abscesos. Por lo general, estos aparecen cuando las bacterias penetran en el interior de los cascos, es decir, llegan a su parte interna y con ello propician concentraciones bacteriales y lesiones en las patas de los caballos, a manera de hematomas. Algunas de las condiciones que facilitan la formación de abscesos en los cascos equinos son los siguientes: elementos en el terreno capaces de causar hematomas en los caballos; cuando los equinos pisan objetos como vidros rotos, rocas afiladas y clavos; entornos que con facilidad pasan de lo seco a lo húmedo, y finalmente, instalaciones de granja o establos húmedos y sucios, es decir, espacios colmados de bacterias.

Cuál es el tratamiento para atender los abscesos en los cascos equinos

Por lo que se refiere al mejor tratamiento para curar un absceso en los cascos de los equinos, el procedimiento básico es abrir la acumulación de pus y permitir que este líquido se drene. Por supuesto, para llevar a cabo esta curación se requiere el trabajo de un experimentado veterinario. Por lo demás, la limpieza será algo esencial de manera previa, durante y de modo posterior al desarrollo del tratamiento.

Este último precisa de la limpieza del casco, detectar la herida que ha causado el problema, facilitar el drenaje, utilizar el recurso de los empapados para ablandar las paredes del casco y así facilitar el drenaje de pus. Es importante mantener el pie del equino perfectamente envuelto y a salvo de la suciedad del terreno para que así no empeore más la infección. El veterinario que atiende los casos de abscesos en los cascos equinos puede utilizar medicamentos antibióticos y antiinflamatorios si las circunstancias lo ameritan.

Consecuencias de los abscesos en los cascos equinos no atendidos

Es preciso mencionar que los abscesos que no son detectados en tiempo y forma son capaces de dañar casi toda la tapa del casco, al grado que será preciso eliminarla por completo. Si se llega a estos extremos, el pie del caballo puede precisar de una protección complementaria, como, por ejemplo, almohadillas o placas especiales. A final de cuentas, el diagnóstico del veterinario al atender abscesos en los cascos equinos dependerá de qué tanto haya avanzado la infección y hasta qué punto han sido dañados los tejidos del pie del caballo.  

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte