Blog

Como administrar medicamentos en pastilla a un gato

En ciertos casos el veterinario determina que un gato debe tomar ciertos medicamentos, como, por ejemplo, comprimidos, tabletas o pastillas. Es algo comprensible, aunque el modo de hacer que nuestro minino las consuma es algo que tiene cierta dificultad. ¿Cómo lograrlo? Eso es justamente lo que comentaremos en este texto que les presentamos.

Algunas medicinas antiparasitarias para gato tienen justamente la presentación en pastilla o comprimido que les comentamos, así como también algunos antibióticos creados ex profeso para los gatos. No obstante, hacer que el gato ingiera este producto no es tan sencillo como podría parecer. Esta toma puede llegar a transformarse en un reto, ya que debemos evitar cualquier forcejeo que lastime a nuestra mascota, pero al mismo tiempo es preciso lograr que el felino tome su medicina para la preservación de su salud.

Darle la pastilla al gato

Para conseguir el objetivo mencionado, administrar medicamentos en pastilla a un gato, hay algunas recomendaciones que podemos llevar a cabo.  Son distintas estrategias que nos ayudarán a lograr esa meta: hacer que el gato ingiera sus comprimidos medicinales, en especial para aquellos animales de talante asustadizo y receloso, que no se prestan mucho para ello. Antes de comentarles cuáles son estas medidas, vale tomar en cuenta la pertinencia de ofrecerle sus medicamentos al gato desde sus primeras semanas de vida, para que así se acostumbre a ello y conforme crezca y se desarrolle no sea un problema nunca la toma de sus medicinas.

Antes de ofrecerle cualquier medicina a nuestro gato debemos consultarlo siempre con el veterinario, en especial para conocer los efectos secundarios que pudiera tener ese producto farmacéutico y el modo más adecuado de aplicar esa toma.

El papel del veterinario

Vale la pena resaltar la importancia que tiene el veterinario para esta clase de prácticas. Es un especialista perfectamente capacitado para aconsejarnos qué debe tomar nuestro minino y en qué tiempo y forma se debe llevar a cabo esa administración del medicamento. También es esencial leer atentamente las indicaciones de la medicina y revisar si ese comprimido que le daremos al gato se puede triturar para mezclarlo con alimentos o si se le debe dar al animal en ayunas, por ejemplo.

En cuanto se tenga presente la información anterior, ha llegado el tiempo de ofrecerle el medicamento al minino. Para ello es básico mantenerse tranquilo en todo momento, para así transmitirle esa misma serenidad al gato.  Hay que tratar con cariño a nuestra mascota antes de darle la pastilla: hablarle de manera suave, actuar con amabilidad, hacerle cariños, etc.

Si vas a utilizar algún material para la aplicación de la medicina, es necesario tenerlo a la mano para que así no se presenten problemas al momento de tener al gato listo para la toma. Es importante contar con la ayuda necesaria, solicitando el apoyo de otra persona (de preferencia el veterinario) para ofrecerle la pastilla al animal, aunque debe ser alguien de confianza, para que no incremente la tensión del evento.

Darle pastillas al gato con su alimento o en la boca

La mejor manera de ofrecerle comprimidos o tabletas al gato es combinarlos con los alimentos. En especial si se trata de alimentos húmedos se tendrá un éxito mayor en la toma. También es conveniente ofrecerle premios al minino una vez que se ha tomado la pastilla y cerciorarse de que efectivamente ha consumido el medicamento.

De no ser posible aplicar la técnica anterior será preciso darle la pastilla al gato en la boca, sujetándolo gentilmente, pero sin soltarlo, con una toalla, luego colocando los dedos sobre los labios del gato. Lo que sigue es presionar delicadamente los dedos para que el minino abra la mandíbula al máximo. Entonces hay que dejar caer la tableta en la boca del gato justo en la zona posterior de la lengua. De ese modo será muy difícil que el animal pueda escupir la medicina. En caso de que el comprimido quede en la punta de la lengua del gato, será preciso empujarla hacia su garganta con el dedo índice.

Una vez que se haya tragado la pastilla nuestro gato, hay que corroborar que ha consumido su alimento: para ello hay que mantener cerrado su hocico un corto lapso, o bien soplando con gentileza en sus fosas nasales para así propiciar el efecto de que trague el minino lo que tiene en la garganta. Una vez que la aplicación de la medicina ha concluido, es conveniente ofrecerle al gato un merecido premio y agua fresca. 

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte