Blog

Recomendaciones para viajar en coche con tu perro

Siempre resulta una experiencia interesante salir de vacaciones con tu perro. Se disfruta más un viaje, especialmente si es con el objetivo de obtener esparcimiento y descanso, si se deja de lado la angustia de saber cómo se encuentra nuestro peludo amigo, al tenerlo con nosotros, gozando de las vacaciones. No obstante, decidir que nos acompañará es solo algo básico, ya que la aventura debe emprenderse de maneta correcta. De inicio, se debe tener presente que ciertos vehículos como los coches o los aviones no cuentan con el mejor diseño posible para la transportación de animales. También hay que anticipar lo que nos aguarda en ese sitio que se desea visitar. Una recomendación primera es planificar la travesía con la antelación debida para así gozar sin contratiempos unas vacaciones con nuestra mascota.

Si se decide viajar en coche, meter al can a una jaula- acondicionada perfectamente para su comodidad- es la mejor alternativa. Tener al perro en ese seguro contenedor impedirá que te distraigas mientras conduces el automóvil. Incluso si se presentara algún percance vehicular, de acuerdo con estadísticas confiables, el perro estará más seguro en el interior de la jaula que fuera de ella, incluso más que si llevara puesto un cinturón de pasajero.

La comodidad y seguridad del perro viajero

También es importante atender otros aspectos. Por ejemplo, no se debe dar de comer al perro por lo menos dos horas antes de emprender el viaje, puesto que puede volver el estomago por la agitación del coche. Lo más aconsejable es esperar a que se presente una escala en la ruta y entonces ofrecerle un bocadillo, de preferencia que tenga alto nivel proteínico. Tras haber alimentado a nuestra mascota, sería valioso que se pueda jugar o dar un paseo con el perro antes de seguir con el viaje. De ese modo el animal puede liberar las energías que ha tenido contenidas durante la travesía.

Nunca se debe dejar al perro dentro del coche, mientras el vehículo se encuentre detenido en un estacionamiento. Si acaso el día es caluroso, al tener las ventanillas cerradas el automóvil, el animal puede sufrir una peligrosa deshidratación por la acumulación de calor.

Una opción que debe analizarse con detenimiento es la de sedar al perro para que duerma durante el trayecto en coche. Hay varios fármacos que pueden utilizarse para este objetivo, pero algunas personas prefieren evitar esta clase de calmantes para dejar de lado cualquier riesgo de dependencia química. De allí la necesidad de consultar el asunto con el veterinario para que evalúe la conveniencia de esta medida.

Para que el perro se mantenga calmado durante le viaje en coche, otra medida recomendable es llevar algunas de sus cosas: su cobija predilecta, el hueso que siempre gusta de morder o los juguetes que más prefiere. De lo que se trata es que el can viaje lo más relajado y cómodo durante el traslado en coche. Un tip adecuado es aplicarle un masaje de aromaterapia a tu perro, para lo cual debes aplicarte aceite de lavanda en las manos e ir descendiendo desde la base de la cabeza o a lo largo de la columna vertebral.

Un perro con estabilidad mental, tolera mejor el viaje

Toma en cuenta que no existe un tamaño de perro o una raza en especial que sea más propicia para viajar que otra. No obstante, un perro de inestable comportamiento no será nunca un buen compañero de travesía. Resulta indispensable propiciar la tranquilidad mental de tu mascota, ayudarlo a que reduzca el estrés lo más posible, para que disfruten al máximo esa experiencia turística que se ha esperado tanto.

Si a pesar de todo resulta que el perro no puede acompañarnos en las vacaciones, hay alternativas a tomar en cuenta para dejarlo en buenas manos mientras volvemos a casa. Un hotel para perros o una casa rural para alojar temporalmente a las mascotas son opciones a tomar en cuenta para ello. Las personas que atiendan esos negocios deben hacer lo necesario para que el animal se sienta a gusto y no se angustie por nuestra partida. Desde la perspectiva del can distanciarse de su “manada”, su familia, es algo siempre doloroso. La nueva “manada” que lo acoge debe ofrecerle el mismo cariño y atenciones.

A final de cuentas viajar es una experiencia casi siempre satisfactoria que vale la pena emprender. Y si es en compañía de nuestro perro, el disfrute turístico aumenta considerablemente. Habiendo planeado con cuidado la travesía, hasta en sus detalles más pequeños, no tiene por qué haber amargas experiencias. Es importante tener presente que el can requiere de abundante ejercicio y sobre todo que tú te mantengas en calma, atento a sus necesidades, tolerante y cariñoso. La verdad es que un can que conserva el equilibrio mental durante un viaje en coche, puede ser el mejor compañero vacacional que se pudiera tener. Encuentra los mejores productos para el bienestar de tu perro en Farmacia Veterinaria San Bernardo. Tenemos todo lo que necesitas para viajar con tu mascota y al mejor precio del mercado.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte