Blog

Recomendaciones para el cuidado responsable de los animales de granja

Desconocer las particularidades de los animales que habitan en las granjas, las características que deben tener las instalaciones en donde se les mantenga y las principales problemáticas sanitarias que se presentan en las granjas y criaderos, es algo importante para cualquier persona dedicada a este giro.

Es algo indispensable de atender para disminuir el riesgo de que se presenten accidentes que afecten la integridad física del personal que atiende a los animales de granja, como también para garantizar que estos animales tengan una buena calidad de vida. El personal dedicado a atender a gallinas, vacas lecheras, caballos, terneros, conejos, cerdos, etc, debe estar siempre atento y seguir recomendaciones como las que mencionaremos en el resto de esta nota.

Cómo atender a los animales de granja

Numerosas especies animales exhiben señales relacionadas con sus estados de ánimo y sus emociones, como, por ejemplo, miedo, enojo, satisfacción y agresividad. El personal que atiende la granja debe ser lo suficientemente hábil y capaz para captar esas señales, indicios de lo que los animales de la granja o criadero están experimentando en cierto momento. Eso es algo que se hace patente cuando se les eriza el pelo en el lomo, levantan las orejas, dan patadas en el terreno, emiten resoplidos o cuando exponen sus dientes.

En general, los animales de granja son capaces de responder de óptima manera, principalmente con movimientos deliberados y lerdos, a los estímulos generados por las personas que los atienden en las granjas. Hay que evitar en la medida de lo posible los ruidos demasiado intensos al estar cerca de los animales de granja y por supuesto tener paciencia al interactuar con ellos.

Seguridad en el manejo del ganado 

Hay que moverse muy despacio y de modo tranquilo entorno al ganado, dándole a conocer de modo seguro y patente que uno se está acercando. También es aconsejable tocar a los animales en su parte delantera para que tengan confianza y se sientan seguros. Hay que respetar al ganado y no demostrarle temor. Los animales por instinto tratan de defender su territorio y por ello conviene acercárseles con suma cautela, evitando en todo momento la posibilidad de que se presenten accidentes en la interacción que se tenga con ellos.

Lo anterior también es importante de atender cuando se interactúa con las crías de los animales de granja. Hay que tener un tacto especial al acercarse a los animales recién nacidos. Es un error que se debe evitar el interponerse entre una vaca y una ternera apenas nacida. Hay que llevar a cabo las actividades relacionadas con el cuidado de becerros y terneras en un espacio aislado del sitio donde se localice la vaca madre. También hay que tener especial precaución al interactuar con los animales machos.

Garantizando el bienestar de los animales de granja

Hay que dejar en todo momento una vía de escape para los animales, principalmente cuando se manipule a animales lesionados o enfermos en entornos de espacio limitado o en condiciones adversas, por ejemplo, cuando se presente una tormenta. No se debe ingresar en espacios limitados y cerrados con animales corpulentos, salvo que se tenga a la mano una puerta para salir de allí y a la cual se tenga un acceso inmediato.

Por lo que se refiere al ganado lechero, si se le traslada a un nuevo espacio, es preciso permitirle un tiempo para que se acostumbre a estas nuevas condiciones, antes de iniciar la ordeña. Hay que aproximarse a los bovinos desde uno de los lados, nunca desde atrás, para evitar cualquier accidente al interactuar con estos animales de granja.

Manejo responsable de las reses

Para cualquier aspecto relacionado con el manejo responsable de los animales en criaderos o granjas, lo mejor es consultarlo previamente con un veterinario de comprobada experiencia. Muchas de las lesiones que se presentan en las granjas, están relacionadas con las características de sus instalaciones, en fallas que se presentan con el equipo necesario para manipular a los animales, o en la logística de los edificios que incluyen.

En este sentido, para garantizar la seguridad de los animales de granja y de las personas que los atienden, hay que observar algo también importante: las entradas y las cercas deben de ser lo suficientemente fuertes y resistentes para que el ganado pueda ser contenido. Además, la iluminación debe ser la adecuada para que los animales se movilicen de un sector a otro de la granja sin problemas, ni desconfianza.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte