Blog

Qué es el síndrome de privación sensorial en los perros

A la manifestación de miedos y fobias causantes de desequilibrios conductuales en el perro y otros animales se le conoce como síndrome de privación sensorial. Se presenta como una condición que orilla al perro a realizar acciones no deseables desde la perspectiva humana. Los perros afectados por el síndrome de privación sensorial suelen atacar a otros canes o a las personas, paralizarse por el temor, o ladrar de modo excesivo ante variadas circunstancias.

Ya sea que en fechas recientes se haya adoptado a un can de corta edad o un perro en plena adultez y si acaso exhibe conductas fuera de lo común o incluso patológicas desde un enfoque mental, es posible que estemos ante un caso de síndrome de privación sensorial. Conozcamos más acerca de esta enfermedad canina en las líneas que siguen.

Cuáles son las principales causas que derivan en el síndrome de privación sensorial

A la manifestación de miedos y fobias causantes de desequilibrios conductuales en el perro y otros animales se le conoce como síndrome de privación sensorial. Se presenta como una condición que orilla al perro a realizar acciones no deseables desde la perspectiva humana. Los perros afectados por el síndrome de privación sensorial suelen atacar a otros canes o a las personas, paralizarse por el temor, o ladrar de modo excesivo ante variadas circunstancias.

Ya sea que en fechas recientes se haya adoptado a un can de corta edad o un perro en plena adultez y si acaso exhibe conductas fuera de lo común o incluso patológicas desde un enfoque mental, es posible que estemos ante un caso de síndrome de privación sensorial. Conozcamos más acerca de esta enfermedad canina en las líneas que siguen.

Los animales que más padecen problemas de conducta

Los canes más proclives a padecer el síndrome de privación sensorial son aquellos que han experimentado periodos de aislamiento en fases críticas de su desarrollo. Conviene conocer más a fondo cuáles son sus causas, principales síntomas, medidas de diagnóstico y tratamiento a seguir.

Como hemos mencionado anteriormente, la causa principal que provoca el síndrome mencionado es el aislamiento del can durante el periodo de socialización del animal en las primeras fases de su crecimiento neuronal.

Los canes durante sus primeras semanas y meses de vida experimentan cuatro distintas etapas de crecimiento. Si se ven privados de contacto con otros animales o con las personas, si se les ven limitados sus estímulos cotidianos, pueden sufrir alteraciones negativas en la formación de su personalidad.

Las etapas de desarrollo de conducta en el perro

Los perros que sufren experiencias como las mencionadas, al llegar a su etapa adulta presentan conductas no deseables, como, por ejemplo, temor patológico, es decir, cuando nuestra mascota exhibe temor a cualquier cosa, sonido o acontecimiento.  

Las cuatro etapas en cuestión son las siguientes:

Etapa Neonatal, etapa de transición, etapa de socialización y etapa juvenil.

Así como conviene saber cuál es el desarrollo de un perro en el marco de lo normal y saludable, también debemos conocer como es que un evento capaz de afectar cualquiera de los cuatro periodos mencionados, propicia la ocurrencia de conductas no deseables.

El aislamiento de un cachorro de otros canes, de las personas o de diferentes estímulos sonoros o visuales, derivará en miedos patológicos difíciles de combatir. Síntomas como los mencionados pueden ser identificados cuando el animal debe hacerle frente a situaciones fuera de lo común.

Cuáles son los principales síntomas del síndrome de privación sensorial en los canes

Bloqueo o parálisis física, intentos frecuentes de morder a otros perros o a las personas, ladridos fuera de control, incontinencia urinaria, agresividad incrementada, excitación fuera de lo común, problemas digestivos y en la piel, forman parte del conjunto de síntomas asociados al síndrome de privación sensorial en los perros.

De modo que, si un can tiene miedo a cualquier evento que se presente en su entorno, entonces, ¿podemos estar ante un caso de síndrome de privación sensorial?

Si bien la respuesta a tal cuestión podría ser afirmativa, no es la única posible causa que debe ser tomada en cuenta. En los perros que han padecido durante su vida traumáticos episodios, también es factible identificar esa conducta, capaz de transformarse en una fobia.

Importancia de la veterinaria y la etología para atender el síndrome de privación sensorial 

De manera que si recién se ha llevado al hogar a un perro con temor extremo y no se conocen detalles de su pasado, lo más aconsejable es llevarlo con un experto en etología para que analice el asunto y así diseñe una estrategia encaminada a la sanación de nuestra mascota.

Si se tienen dudas acerca de la posible afectación de nuestro perro por el síndrome de privación sensorial lo mejor es llevar al perro con el veterinario para llevar a cabo las examinaciones pertinentes y así descartar algunas otras patologías que pudieran estar relacionadas.

Posteriormente, una vez que se ha determinado el estado de bienestar corporal del perro, hay que consultar con un etólogo apto para evaluar la conducta del perro. Este experto, por medio de ciertas pruebas, determinará si efectivamente ese animal experimenta el síndrome de privación sensorial.

De entre los recursos utilizados para atender los casos de síndrome de privación sensorial se deben mencionar las terapias de conducta y los tratamientos con fármacos para animales

 

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte