Blog

Problemas de salud en los animales de granjas y criaderos

La tarea de domesticar animales comenzó hace aproximadamente diez mil años. Es un fenómeno que se presentó tanto en Europa como también en otras partes del mundo. Hasta ese momento los grupos humanos se habían dedicado principalmente a la recolección y la caza para garantizar su sobrevivencia.

No obstante, la alteración de los procesos tradicionales de producción detonó importantes cambios en los modelos de aquellas primitivas sociedades humanas. La llegada de la agricultura implico una serie de importantes cambios, novedosos cambios que definieron por completo el rumbo de la historia humana. Es entonces que la domesticación de animales cobró una especial relevancia para estos antiguos pueblos del mundo.

Ahora bien, al comenzar el manejo de grandes rebaños, se incrementó ostensiblemente el riesgo de enfermedades y lesiones. Desde entonces ha cambiado mucho el modo en el que se atiende esta clase de problemas y lo mismo puede afirmarse acerca de la evolución que han tenido los más básicos procedimientos de cuidado animal.

En el resto de esta nota comentaremos acerca de los principales problemas de salud en los animales de granjas y criaderos.


Causas principales de los problemas de salud en los animales de granja

Las complicaciones de salud que experimentan el ganado en muchas ocasiones están relacionadas con la interacción que mantienen los animales y las personas que los cuidan. Por otra parte, tal contacto puede llevarse a cabo a través de la interacción corporal directa, o también a través de la acción de un agente inorgánico u orgánico. Los principales problemas en la salud del ganado bovino comúnmente se encuentran asociados a estas dos causalidades.

La primera de estas instancias, el daño físico en el ganado que deriva de un manejo inadecuado de los animales, puede manifestarse directamente por golpes y agresiones que se manifiestan durante el traslado de animales de un sector a otro de la instalación pecuaria.

La segunda de estas instancias está más vinculadas a la acción de agentes orgánicos que por naturaleza utilizan distintas vías para pasar de los seres humanos al ganado y viceversa.

Enfermedades de los animales de granja que se transmiten a los seres humanos

Tan importante es atender las causas de enfermedades en los animales de granja, como también encarar las enfermedades que los bovinos, caprinos, equinos o aves de corral son capaces de transmitir a las personas.

A continuación, mencionaremos cuáles son algunos de los principales problemas de salud capaces de presentarse en las personas por la interacción cotidiana con los animales de granja. Por supuesto, para solucionar tales complicaciones sanitarias es preciso contar con la asesoría permanente de un veterinario con experiencia.

En lo que se refiere a las complicaciones de salud relacionadas con el contacto físico directo entre animales pecuarios y humanos destaca el asma, las lesiones traumáticas, la rinitis alérgica, los arañazos, la dermatitis alérgica por contacto, casos de envenenamiento, aplastamientos, coces y mordiscos.

Es tiempo de mencionar las complicaciones de salud relacionadas con diferentes agentes orgánicos. En este rubro debemos incluir a las zoonosis, alergias variadas, bronquitis crónica, intoxicación por variados productos fitosanitarios y la irritación de mucosas.

Finalmente, en lo que se relaciona con las complicaciones de salud derivadas de agentes físicos, debemos mencionar al estrés, los trastornos muscolosqueléticos, sordera y traumatismos.  

El ejemplo de la zoonosis

Las zoonosis son clasificables en cuatro grupos principales de acuerdo con su vehículo de transmisión. Cada una de estas vías de contagio está estrechamente vinculada con distintas estrategias de trabajo agropecuario y condiciones del ecosistema en el cual se concentran los animales.

Una de estas vías de transmisión depende por completo de un único huésped vertebrado directo; también tenemos el contagio a partir de un reservorio inanimado intermedio; la transmisión vinculada al ciclo de numerosos huéspedes vertebrados, y también por la mezcla de huéspedes tanto invertebrados como vertebrados.

Habitualmente las zoonosis en los humanos no tienen consecuencias mortales, aunque con frecuencia quedan sin ser diagnosticadas y resultan ser más esporádicas que su potencial epidémico. Las zoonosis son capaces de remedar variadas enfermedades y las personas suelen ser los últimos huéspedes que utilizan.

Los expertos coinciden en que las tasas de zoonosis son poco conocidas en parte por la carencia de suficientes referencias epidemiológicas y a diagnósticos desacertados. 

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte