Blog

La agresividad entre conejos, cómo resolverla

Los conejos son animales que han tenido un vínculo muy estrecho con los seres humanos desde tiempos muy antiguos. Si bien inicio siendo una presa de cacería, posteriormente fue criado masivamente en criaderos especiales para conseguir carne y piel. Hoy por hoy ha llegado a ser un animal de compañía sumamente popular.

Una de las problemáticas que más se han reportado con respecto a los conejos, en los criaderos o granjas de cunicultura, tiene que ver con la agresividad que son capaces de demostrar bajo ciertas circunstancias. Para comprender y resolver esta complicación hay que aproximarse a la etología particular de los conejos.

Por qué se agreden los conejos comunes

La variedad de conejo que se tiene como animal de compañía en nuestro tiempo es el conejo europeo o conejo común. Se trata del Oryctolagus cuniculus, cuya domesticación se logró apenas en algún momento del siglo XVI.

Las características naturales del conejo, en lo que se refiere a sus principales rasgos fisiológicos y anatómicos, se orientan a evadir las acechanzas de los depredadores. Lo anterior tiene que ver con la posición del conejo, como uno de los animales primeros en la cadena alimenticia de la naturaleza. Es por eso que el conejo tiene una captación tan aguda de aromas, imágenes y sonidos que pudieran anticipar alguna amenaza, en tanto que satisfacen su necesidad de alimentación o de reproducción.

Cada camada tiene su espacio y jerarquías

Es importante mantener las camadas de conejos separadas, ya que si se tienen dos familias de estos animales con diferentes madres podrían presentarse ataques a las crías. Es un evento de agresividad que se presenta en estos roedores y que debemos evitar al máximo.

Los conejos son animales que tienen patas fuertes, las cuales les sirven para escapar de un entorno peligroso en poco tiempo, o bien, para luchar con otros conejos y así mejorar su posición dentro de la camada. En este sentido, las hembras adultas suelen mostrarse más territoriales y agresoras con los demás conejos.

Para los criadores de conejos es importante estudiar el modo en el que se presenta esta agresividad. El conejo común es un animal que exhibe jerarquías de dominación tanto en las hembras como en los machos. Es al inicio del periodo anual reproductivo del conejo, más específicamente en la primavera, que se establecen en las camadas las jerarquías de dominancia. Es entonces que las luchas entre los conejos son mucho más aguerridas.

El periodo de celo y la agresividad en los conejos

Pero más adelante, cuando llega el periodo de celo, la temporada reproductiva, esa agresividad se reduce bastante. Tras haberse producido el parto, las hembras permanecen cerca de sus madrigueras y muestran poca tolerancia ante los demás conejos. Estudios recientes han determinado que la distancia promedio que guardan dos conejos que habitan en estado silvestre en un entorno semi-natural es de 21 metros, eso nos revela un poco más acerca de su tendencia a la territorialidad.

Ahora bien, los conejos que se encuentran positivamente posicionados en la jerarquía de la camada demuestran una mayor fecundidad, en tanto que padecen menores niveles de estrés. De manera que el sistema inmunológico de los conejos se encuentra directamente determinado con la posición social que tengan en su grupo.

Como presentar a dos conejos mascota

Con respecto a los conejos mascota, el mejor modo de presentar a dos ejemplares es hacerlo cuando aún no han alcanzado la madurez sexual. Y es que la mayoría de las problemáticas de agresividad en los ambientes de cunicultura se presentan apenas después de la pubertad.

Cuando se presenta a dos conejos mascota se debe observar detenidamente su comportamiento y permitir que manejen entre ellos su jerarquía, aunque interviniendo en cuanto uno de los dos conejos se muestra demasiado agresor y muerde al otro. Es indispensable tener presente que la presentación entre dos conejos y de cualquier animal en general debe llevarse a cabo de manera paulatina, sin forzar a los ejemplares y considerando que se trata de una dinámica que requiere paciencia y atención.

Medidas para prevenir peleas entre conejos

Para evitar problemas de agresividad entre conejos en las granjas cunicultoras y criaderos, es preciso tener jaulas lo suficientemente espaciosas y seguras. También es aconsejable esterilizar a los animales antes de que alcancen la madurez sexual y con ello se disminuirá el riesgo de que uno de estos roedores muerda al otro. Aunado a lo anterior también dejaremos de tener el problema de que quieran marcar cierto espacio o a otras mascotas con su orina.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte