Blog

Consejos para cuidar a un perro bulldog

Cada una de las razas caninas tiene características particulares. Cierta clase de perros es más activa que otra; mientras que alguna variedad de canes gusta de vigilar y proteger su hogar, otra prefiere jugar sin descanso. Por lo que se refiere al Bulldog francés o inglés, nos presenta perros que pueden llegar a ser magníficas mascotas. Es un animal de compañía excelente para personas que siguen un estilo de vida tranquilo y apacible. Pero, así como sucede con cualquier raza canina, en el caso de los perros Bulldog hay algunas condiciones que deben seguirse para darle una buena calidad de vida y mucho cariño a esta clase de perros.

La característica más famosa del bulldog, su rostro achatado, no solo lo vuelve inconfundible, sino que, además, le hace experimentar una singular condición: tiene complicaciones para respirar, ronquidos por la noche y sonidos nasales. Por lo anterior, es un perro que no debe verse sometido a una intensa actividad física. Sin embargo, eso no implica que tu perro bulldog no realice ejercicio, aunque con solo veinte minutos diarios bastan para que el animal tenga una buena calidad de vida.

Cómo atender a un perro bulldog

Por ello, es una mascota excelente para las personas que tienen costumbres sedentarias. Por esta característica, tampoco es un perro recomendable de adoptar si se tienen niños en casa, no por implicar algún riesgo, puesto que se trata de un animal cariñoso y fiel, sino por ser un can no muy activo.

También debes tomar en cuenta que el perro bulldog tiene la tendencia a experimentar problemas estomacales. Por lo anterior, es indispensable atender las indicaciones del veterinario con respecto a su dieta alimenticia. De manera que las porciones de alimento deben de ser moderadas, ya que, por la escasa dinámica física que tienen los bulldog cotidianamente, es una raza canina que tiende a engordar con facilidad, lo cual puede ocasionarle complicaciones para su salud.

Por lo que se refiere a la periodicidad de los baños que deben de aplicarse a los perros bulldog, una vez al mes es suficiente. No obstante, es importante cepillarle el pelo un par de veces a la semana. De la misma manera, continuamente hay que limpiarle los pliegues de la piel para que no tenga tu perro bulldog problemas de alergia. Los ojos de los perros de esta raza tienen la tendencia a ensuciarse continuamente, pero con tan solo usar una sencilla gasa y suero fisiológico basta para aliviar esa incomodidad, siempre siguiendo las indicaciones del veterinario.

Cómo cuidar a un perro bulldog

En cuanto a la frecuencia con la cual debe ser llevado al veterinario un perro bulldog, dos visitas al año serán suficientes para monitorear su estado general y así identificar algún problema que pudiera presentarse en su estabilidad corporal. La verdad es que las características particulares del físico del bulldog hacen que requiera de variadas atenciones. Por ello, si se decide adoptar a un perro bulldog hay que tener presente que requerirá tiempo, esfuerzos y recursos suficientes para garantizar esas atenciones. Pero a final de cuentas resulta una mascota tan cariñosa y leal que todo esfuerzo valdrá la pena.

Los perros bulldog son inconfundibles por su baja estatura y robusta complexión, el rostro chato y la arrugada piel que lucen. Pero más allá de esta singular apariencia, resultan animales divertidos y gratos. Si se decide adoptar a un cachorro de bulldog hay que atender tanto su alimentación como su estado de salud.

En cuanto a esto último, si se decide alguna vez cambiarle el alimento, hay que poner atención por si padece eventos de diarrea. Si esto acontece, no hay que alimentarlo durante unas 12 horas. Y si este malestar estomacal se presenta durante más de 24 horas, hay que comunicarse con un veterinario para que no padezca el animal una severa deshidratación.

La salud y nutrición de un perro bulldog

Así también, es preciso aplicarle al perro tratamientos preventivos contra infecciones y parásitos. Por ejemplo, algunos elementos indeseables que pueden afectar la salud de un perro bulldog son las pulgas, garrapatas y ácaros. De no recibir tu bulldog un tratamiento adecuado para protegerlo de estos parásitos podría transformarse en un portador de los mismos. De nueva cuenta, el médico veterinario es quien debe evaluar el caso de cada perro y decidir cuál es el mejor tratamiento para cada mascota de acuerdo con sus características.

Finalmente deberá ser alimentado en tres ocasiones al día, siguiendo un horario regular, especialmente en sus cuatro primeros meses de vida. Tras haber cumplido doce meses de vida, bastará con una sola toma de alimento, si así es el gusto del perro. Conseguirás sin problema los mejores productos y accesorios para el cuidado de tu perro Bulldog en Farmacia Veterinario San Bernardo. Te invitamos a que conozcas el amplio catálogo con el que contamos.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte