Blog

Cómo se debe cuidar a una perra en periodo de postparto

Cuidar a una perra tras un periodo de parto es una tarea delicada que requiere de atenciones y mucho cariño. Una mascota que recién ha tenido a sus cachorros puede mostrarse sin apetito y con bastante sueño durante los días posteriores al alumbramiento. Sin embargo, luego de ese periodo la perra recobrará energías suficientes para atender a sus crías. El propietario de la perra debe cuidar la alimentación que siga, procurar que tenga tranquilidad y atender el estado de sus mamas. Hay ciertas indicaciones que nos revelan si algo no va cómo es debido en el proceso de su cabal recuperación.

Y si bien una perra puede recuperarse de modo natural de un parto que se lleve a cabo sin complicaciones, en alrededor de una semana, hay algunos cuidados que se deben seguir para que la convalecencia sea lo menos pesada posible y tenga una breve duración.

Los alimentos adecuados

Por el hecho de que una perra tras haber experimentado un parto puede tener poco apetito, es necesario disponer de alimentos ricos en contenidos proteínicos para garantizar su mejor nutrición. Un excelente producto para ello es el pienso para cachorro, ya que al mismo tiempo puede solventar las necesidades alimenticias de sus crías, sumamente demandantes en esa etapa tan temprana de su vida.

Por otra parte, el comedero de nuestra perra debe mantenerse siempre con la suficiente comida para que esta pueda alimentarse como es debido y que las crías le permitan hacerlo, entre cada amamantamiento. El agua también es esencial para que la perra se mantenga con la debida hidratación en su organismo, luego de haber perdido el líquido que se requiere para el evento de parto.

También es importante para producir la leche que necesita ofrecerles a sus cachorros.

Un ambiente tranquilo

Otro detalle indispensable se refiere a la ubicación que debe tener la perra en nuestra vivienda. Debe ser un sitio que no esté al paso, para que la perra tenga la tranquilidad indispensable para recobrarse por completo del parto y para que pueda criar a sus cachorros sin demasiadas alteraciones.

En este sentido, la perra y sus crías no deben recibir demasiadas visitas, para que no crearles ansiedad. En ocasiones el tráfico excesivo de personas interesadas cargar a los cachorros y tocar a la perra, pueden causar un gran nerviosismo en esta última, e incluso los deseos de proteger a sus crías y mostrase agresiva. No obstante, tampoco debe colocarse a la perra en un sitio demasiado alejado del resto del grupo familiar para atenderla, o a los cachorros también, cuando sea preciso.

Evitando daños en las mamas de la perra

Cuando cumplen un mes de edad, las crías ya han desarrollado sus dientes de leche y es aconsejable cuidar que no se amamanten del modo en el que lo hacen cuando apenas tienen algunas semanas de vida, para que así la perra no sufra mordeduras en sus mamas por parte de los cachorros. Y si bien hay perras que apartan a las crías que ya tienen dientes para que no les causen daño al alimentarse, pero cuando no sucede así, hay que apartar a los cachorros que ya tienen los dientes desarrollados para que no lastimen a la madre.

Así también, en cuanto los cachorros exhiben ya los dientes de leche, es aconsejable iniciarlos en la nutrición con alimentos sólidos, los cuales resulten convenientes para ellos. De ese modo se acostumbrará el cachorro al alimento que habrá de consumir y se aleja de su madre para que no resulte lastimada.

Cuidados para una perra tras la cesárea

Hay ocasiones en las que los veterinarios determinan que es preciso practicar una cesárea a una perra para que pueda tener a sus crías. Pero esta cirugía amerita ciertos cuidados en el hogar para la perra, los cuales harán que la herida quirúrgica de nuestra mascota cicatrice en el tiempo correcto y el modo adecuado.

Algunos de los cuidados que deben seguirse con respecto a perras en periodo de postparto son los siguientes: hay que limpiar la herida con un poco de desinfectante diluido con H2O; también debemos procurar que la cicatriz se mantenga seca y hacer lo posible para que la perra no se toque o se lama esa área del cuerpo. Inclusive durante los días posteriores a la operación, sería positivo que la perra llevara una especie de gorguera para impedir que el animal pueda tocarse la herida de la operación y se cause algún daño.

Conviene seguir las recomendaciones que nos ofrezca el veterinario al respecto de los mejores cuidados que se deban seguir para garantizar el bienestar de una perra durante el periodo de postparto. Lo anterior incluye conseguir las medicinas necesarias para que nuestra mascota se sienta bien y se recupere pronto luego de haber tenido a sus crías. Para ello les aconsejamos visitar la excelente Farmacia Veterinaria San Bernardo, por su muy completo catálogo y atractivos precios.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte