Blog

Cómo es el comportamiento del cerdo

Los animales de acuerdo con su especie tienen su particular etología, su especial modo de comportarse en determinado ambiente, ya sea en estado silvestre o en una granja. Para cualquier persona relacionada con los emprendimientos pecuarios resulta de enorme valía conocer aspectos básicos de etología porcina. Nos referimos a temas como las respuestas de los cerdos ante circunstancias externas; cómo interactúan con otros cerdos; el modo en el que manifiestan sus necesidades, etc.

En términos generales, el comportamiento de un porcino está vinculado a su fenotipo, al grupo de rasgos fisiológicos y morfológicos visibles que son visibles o que no lo son, ya que mantienen cierto control sobre la interacción ambiente- genotipo.

Aspectos de la conducta del cerdo

En este marco, es posible afirmar que la conducta del cerdo es un conocimiento relevante de poseer cuando se cría porcinos. Estamos ante animales que tienen una considerable inteligencia y que, más allá de lo que la gente considera en primera instancia, son sumamente limpios. Los cerdos pasan la mayor parte de su tiempo jugando, asoleándose y consumiendo sus alimentos.

Además, los cerdos tienen una gran curiosidad ante el mundo que les rodea, exploran por nuevas sensaciones para captar y siempre eligen lo novedoso más que lo ya conocen por la cotidianidad.

Por lo que se refiere a la capacidad auditiva de los cerdos, estos por lo general se asustan ante sonidos demasiado agudos y ante movimientos abruptos o inesperados. Son capaces de sentir un intenso temor ante esta clase de estímulos.

Las capacidades sensoriales del cerdo

En lo que atañe a su olfato, es un sentido que tienen perfectamente desarrollado los cerdos. Muchos de ellos acostumbran a horadar en el suelo buscando raíces, mismas que consumen junto con otros alimentos. Tienen como órgano preponderante el hocico, el cual está vinculado al tacto y sobre todo al olfato, por tratarse de su sentido más acentuado.

Es tiempo de mencionar algunos de los patrones de conducta más interesantes acerca de los cerdos. Son animales que se muestran más propicios a la actividad durante el día, aunque si estamos ante piaras que habitan en ambientes tropicales o demasiado calurosos, los ejemplares suelen mostrarse más activos por las noches. Los cerdos acostumbran a pastar, desplazarse durante extensos trechos y husmear el terreno. Son mamíferos que tienen un sueño pesado, pasan buena parte del día reposando o durmiendo.

Comportamiento social del cerdo

Por lo general, los cerdos se alojan en grupos, en los cuales estructuran cierta jerarquía social desde su edad más temprana. Los porcinos suelen combatir entre parejas para determinar quienes ostentarán el liderazgo de la piara. Son conflictos largos y de gran intensidad, ya que se pelea por tener los principales privilegios en la manada.

Los hábitos alimenticios del cerdo son variados, aunque tienen como principal costumbre husmear en el terreno y dedicarse al pastoreo, dedicando de seis a siete horas al día buscando y consumiendo sus alimentos. Y si bien, el consumo en sí de su comida no rebasa los veinte minutos, los hábitos alimenticios de los porcinos dependen del método de crianza que utilicen las personas que los atienden.

Hábitos alimenticios del cerdo

Es importante señalar que cuando se mantienen en grupos, los ejemplares suelen consumir una mayor cantidad de alimento. El consumo de agua en los porcinos suele estar determinado por el clima, las necesidades cotidianas y el espacio, así como también la clase de alimento que tienen a su alcance. Si tiene manera de alimentarse sin restricciones, el cerdo va alternando la bebida y el alimento hasta quedar satisfecho.

En cambio, cuando tienen restricciones en su alimentación, los cerdos primero terminan con el alimento y luego pasan a la comida.

La comunicación entre los cerdos

Finalmente, en lo que se refiere a la comunicación entre los cerdos, cuando se encuentran ante un posible peligro, suelen emitir ciertos sonidos que emplean a manera de alarma. Se sabe que los cerdos pueden comunicarse entre ellos utilizando veinte sonidos distintos y acostumbran a imitar los sonidos que hacen otros ejemplares de la piara.

Estudios recientes indican que el cerdo tiene una inteligencia equivalente a la de un perro o a la de un pequeño humano de tres años de edad.  Los cerdos exhiben una gran memoria y la capacidad de seguir a sus compañeros en sus modos de actuar. También son capaces de retener imágenes en su mente durante tiempos prolongados, reconocer su nombre y soñar al dormir.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte