Blog

Variedades de estrés en los bovinos de granja

Una de las circunstancias que afectan en mayor medida el aprovechamiento comercial de las aves de granja es el estrés que los ejemplares experimentan en tales explotaciones. Comprender más y mejor el estrés y sus variedades, con relación a los bovinos, nos permitirá combatirlo de manera más eficaz y así conseguir un mejor rendimiento pecuario.

El estrés se presenta como una respuesta fisiológica del organismo ante cualquier circunstancia amenazante o difícil de afrontar. En lo que se refiere a los bovinos, tal reacción es generada casi siempre por la actividad de las personas. Principalmente pueden hallarse cuatro clases de estrés: nutricional, hídrico, de manejo y calórico.

De acuerdo con los especialistas, el estrés en los bovinos se presenta por la concentración de ejemplares para optimizar el rendimiento de una granja. Aunado a lo anterior, en los años más recientes se ha llegado a la conclusión de que el estrés es una de las circunstancias en el entorno que más afecta el aprovechamiento pecuario de los bovinos.

Y si bien las personas inciden en gran medida en la aparición del estrés que afecta a los bovinos, también son quienes tienen la capacidad de brindar los elementos indispensables para cambiar o retirar cualquier elemento que lo propicie.

Cómo es el estrés calórico

Estamos ante una de las variedades de estrés que afecta en mayor medida a las granjas y criaderos del continente americano. Se presenta por la combinación de diferentes factores ambientales como la humedad en el entorno, la celeridad del viento y la radiación del sol. Todo ello termina por conjugarse para generar el estrés y así afectar notablemente la productividad de las vacas y reses.

El estrés calórico afecta especialmente la fertilidad de las vacas, ya que no pueden experimentar el celo, o bien, se reduce bastante su producción de leche. De la misma manera, el estrés calórico afecta la lívido de los machos y disminuye la calidad de su semen. De no combatírsele con los adecuados recursos, este problema sanitario puede transformarse en un gran predicamento para la reproducción y la salud de los ejemplares.

Para aliviar los efectos del estrés calórico en las vacas hay diferentes opciones, como, por ejemplo, ofrecerles a los animales un entorno conveniente, con agua y sombra en abundancia. También es recomendable trabajar con razas que demuestren menor sensibilidad ante el estrés y optimizar la dieta que se les ofrezca de manera cotidiana.

Cómo es el estrés hídrico

Circunstancias opuestas a las anteriores son las que generan la aparición del estrés hídrico. Esta enfermedad se presenta cuando hay demasiada humedad en el ambiente, por ejemplo, en temporada de lluvias. Es entonces que el terreno se llena de barro y se complica la movilización de los animales.

El estrés hídrico se hace presente cuando los animales no pueden tenderse o sentarse en el terreno mojado, o bien, cuando experimentan frío extremo por las heladas temperaturas. A lo anterior, se suma un mayor riesgo de infestaciones de parásitos, mismos que producen en las poblaciones de bovinos abundantes enfermedades podales.

Para mitigar las consecuencias del estrés hídrico se les debe de garantizar a los bovinos un entorno seco. También hay que mejorar la calidad de su alimento y ver que en sus extremidades no exista infección alguna.

Cómo es el estrés nutricional

La carencia de alimento puede ocasionar problemas en el organismo del bovino. No obstante, no es cuestión de ofrecerle grandes cantidades de alimento al ejemplar, sino de brindarle una dieta con los nutrientes suficientes para que su cuerpo funcione de manera correcta.

El estrés nutricional puede presentarse de modo conjunto con las dos variedades antes mencionadas, especialmente cuando las condiciones del medioambiente complican la obtención de forraje. Es entonces que los bovinos comienzan a estresarse ante la imposibilidad de hallar comida en su espacio vital.

Cómo es el estrés por manejo y transportación

Es esta variedad de estrés la más vinculada a la actividad de las personas encargadas de la granja o criadero. Gritos, malos tratos y picadas eléctricas pueden debilitar a los bovinos y hacer que sufran el problema del estrés en poco tiempo. Por lo anterior, tanto en el trato a los animales como en la transportación hay que garantizarles a los animales un entorno apacible y de total comodidad.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte