Blog

El problema de la parálisis laríngea en los canes

Una de las condiciones más severas que afectan a la salud canina es la parálisis laríngea. Estamos ante una enfermedad que daña las vías superiores. El problema es que no se abren los cartílagos laríngeos de modo correcto en la dinámica de la inspiración.

La parálisis laríngea puede tener una causa congénita o adquirida y a la vez puede presentarse como bilateral o unilateral. En los perros que se presentan como asintomáticos no se requiere la aplicación de algún tratamiento para curar el problema.

Sin embargo, en los canes que por culpa de esta patología experimentan una insuficiencia respiratoria que pone en riesgo el bienestar y la calidad de vida del perro, es preciso llevarlos con urgencia con el veterinario para que este efectúe el mejor tratamiento posible.

Cómo se presenta la parálisis laríngea en los canes

Según los músculos afectados en el cuerpo del perro es posible identificar diferentes clases de parálisis laríngea. Por ejemplo, si solamente se ve afectado el músculo de una porción de la laringe, entonces estaremos ante una hemiplejia laríngea. En cambio, si terminan por afectarse los músculos de ambas porciones de la laringe, entonces se habrá producido una parálisis total.

Conviene mencionar aquí que la parálisis laríngea es una de las problemáticas que pueden estar relacionadas con el llamado Síndrome braquiocefálico, teniendo presencia en aproximadamente el treinta por ciento de los canes que experimentan tal síndrome.

Cuáles son los principales síntomas de la parálisis laríngea en el perro

Es tiempo de comentar acerca de los síntomas más importantes de la parálisis laríngea en el can.

En primera instancia se presenta una escasa tolerancia al ejercicio por parte del can. Después se hace presente una patente complicación para deglutir. De hecho, esta disfagia puede ser tan intensa que el animal experimentará ataques de tos cuando se encuentre tomando agua o comiendo su comida.

Otros síntomas estrechamente relacionados con la parálisis laríngea en el perro son alteraciones en la fonación, cianosis, taquipnea y disnea inspiratoria. Esta última se perfila como una complicación respiratoria que daña únicamente la etapa inspiratoria al respirar.

También debemos tener presente que la sintomatología mencionada puede agravarse con las actividades físicas demasiado intensas, eventos de estrés o los entornos con gran humedad y elevada temperatura.  

Cuáles son las causas más importantes de la parálisis laríngea canina

Por lo que se refiere a las causas de esta enfermedad en los canes, puede tratarse de dos variedades distintas: la parálisis laríngea congénita y la parálisis laríngea adquirida. Por lo que se refiere a esta última, se presenta cuando los canes desarrollan la enfermedad como una secuela a diferentes condiciones.

En el caso de la congénita, es cuando el perro nace ya sufriendo por este problema. Razas caninas como el dálmata, el bull terrier, el boyero de Flandes, el husky siberiano o el rottweiler son más propicias de experimentar parálisis laríngea por cuestiones genéticas y hereditarias.

Como se diagnostica y trata la parálisis laríngea en el perro

La enfermedad en cuestión se diagnostica  por medio de una laringoscopia, radiografías realizadas en el área del tórax, exámenes de sangre con perfil tiroideo y la exploración corporal del can por parte del veterinario.

Es indispensable comentar que la manipulación de los canes en la clínica del veterinario debe de ser particularmente prudente, puesto que las circunstancias de estrés en los perros afectados pueden producir un shock cianótico.

Ahora bien, con respecto a la curación de esta enfermedad conviene saber que la parálisis unilateral o hemiplejia no suele ser atendida por medios veterinarios, considerando que no se pone en riesgo la vida del animal.

No es este el caso de la parálisis completa o bilateral, ya que en estos casos es indispensable proceder con un tratamiento quirúrgico. Y es que los perros con esta problemática pueden exhibir una insuficiencia respiratoria de intensidad que va de lo moderado a lo más grave, al grado de poner en riesgo el bienestar y la calidad de vida del can.  

Actualmente hay distintos procedimientos quirúrgicos para atender la parálisis laríngea en los canes, como, por ejemplo, la Laringectomía parcial o la técnica denominada como Ventrículo-cordectomía.  

Todas estas medidas tienen como meta la ampliación de la apertura laríngea para hacer más sencillo el paso del aire al aparato respiratorio canino.

Descuentos por Mayoreo

Si requieres hacer compras por volúmen, infórmate sobre nuestros descuentos especiales

Llámanos al: (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte