Blog

Cuáles son las enfermedades más frecuentes en los pollos

Aves de corral como los pavos, patos y pollos pueden ser portadoras de microorganismos variados como la Salmonella. Tras haber tocado un ejemplar de estos animales o cualquier cosa que se ubique cerca de ellos o de donde permanezcan, es indispensable lavarse perfectamente las manos para no contagiarse de Salmonella y enfermar.

Contar con pollos y otras aves de corral puede ser muy positivo para cualquier granja o criadero. No obstante, hay quienes se han enfermado de Salmonella con tan solo sujetar a los pollitos en las tiendas de animales. Verdaderamente hay muchas maneras en las que una persona puede quedar infectada por la Salmonella presente en las aves de corral.

El riesgo de la Salmonella en las aves de corral

Estas últimas podrían concentrar bacterias de Salmonella en sus heces o en partes de su cuerpo como pico, patas y plumas. Aves de corral que parecen estar limpias y sanas también podrían estar contagiadas de Salmonella.

Las bacterias que esparcen las aves de corral pueden hallarse en gallineros, jaulas y contenedores para heno, plantas, alimento y agua. Tales microorganismos también suelen permanecer en el terreno donde los pollos, gallinas y gallos deambulan, por lo cual pueden pasar al calzado y manos de quienes se encargan del cuidado de las aves de granja.

Contagio de las enfermedades de las aves de corral

De manera que las personas pueden contagiarse de bacterias como la salmonella cuando se tocan el área de la boca con las manos o cuando se acercan a la boca objetos que se mantuvieron en contacto con las aves de granja.

Los pequeños de edad menor a los cinco años son quienes resultan más propensos a experimentar enfermedades, ya que su sistema inmunológico aún se encuentra en formación y además, por la curiosidad propia de su corta edad, tienden a ponerse los dedos en la boca u otros objetos también.

La verdad es que las personas también pueden contraer una enfermedad propia de las aves de corral sin tocar a uno de esos plumíferos. Las bacterias que afectan a los pollos suelen llegar a las manos con gran facilidad y por ello es indispensable lavarse las manos varias veces al día y en especial tras haber manipulado a esta clase de animales.

El problema de la influenza aviar

Pollos, gallos y gallinas también suelen ser transmisoras del virus de la influenza, es decir, la gripe aviar. Se trata de una enfermedad que en muy raras ocasiones afecta a los seres humanos.

Como sucede con casi todas las empresas de producción alimentaria, la avicultura suele verse afectada o en riesgo con gran frecuencia por enfermedades que ponen en peligro la producción anticipada.

Buena parte de estas enfermedades pueden ser controladas de diferentes modos, ya sea con estrategias preventivas de vacunación o implementando tratamientos a los pollos que ya están enfermos. Sin embargo, algunas de esas enfermedades no pueden ser nulificadas con tanta facilidad. Conviene saber cuáles son algunas de estas enfermedades de las que debemos proteger a nuestras aves de corral para no tener problemas sanitarios en granjas y criaderos.

El problema de la Coriza Infecciosa

Como muestra de lo anterior, conviene mencionar a la Coriza Infecciosa, enfermedad producida por la bacteria denominada como Haemophilus gallinarum.  Los principales síntomas que definen a esta enfermedad son una hinchazón en las fosas nasales y en los ojos de los pollos y demás aves de corral. Luego aparece una sustancia parecida al queso que puede producirle una pérdida total de la vista a las aves afectadas.

La enfermedad mencionada también provoca que las aves dejen de consumir sus alimentos y que no produzcan huevos como deberían. La Coriza Infecciosa se contagia a través del contacto directo y las motas de polvo que se localizan en el ambiente.

El problema de la Colera Aviar

Otra enfermedad bastante grave que afecta a las aves de corral es la Colera Aviar. No solo es bastante contagiosa, sino que, además, deja un gran índice de mortalidad. Es ocasionada por una bacteria denominada como Pasteurella Multocida. Los síntomas más representativos de la colera aviar son falta de hambre en las aves, disminución extremo de peso en los ejemplares, diarrea abundante de color verdoso y amarillo y en los casos más severos una parálisis extrema por la inflamación que se presenta en los dedos y las patas de las aves enfermas.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte