Blog

Consejos para atender a una yegua preñada

Para las personas que cuentan con caballos, la perspectiva de criar a una yegua es bastante atrayente. La oportunidad de contar con un potrillo con características parecidas a las de su madre cautiva a muchos criadores equinos y granjeros.

Antes de decidirse a la cría de caballos es indispensable contar con los conocimientos necesarios acerca del comportamiento que tienen los ejemplares durante su reproducción y lo que debe acontecer durante el parto.

Atender al potro desde su nacimiento

También es preciso tener nociones específicas acerca de cómo actúa y se desarrolla en sus semanas iniciales de vida el potrillo y los cuidados veterinarios que se requieren desde su nacimiento.

Por supuesto, siempre será valioso contar con el apoyo de un veterinario experto capaz de orientarnos acerca de los mejores cuidados para la yegua y más aún si está esperando el nacimiento de una cría.

El cuidado correcto de una yegua

Al hacerse responsable una persona del cuidado de una yegua desde que está esperando un potrillo, entonces será más sencillo proseguir con los cuidados que requiere tanto la cría como la yegua.

Lo anterior se debe a que el nacimiento de una cría equina es algo muy conmovedor, pero hay algunos aspectos que se deben revisar desde el comienzo del evento.

La gestación de un caballo o yegua es de once meses, si bien este periodo puede darse en diez o hasta en doce meses.

Cuando pueden reproducirse las yeguas

En ocasiones las yeguas son aptas para reproducirse apenas habiendo cumplido los dieciocho meses, aunque esto es bastante raro. Más normal resulta que consigan reproducirse al llegar a la edad de tres años.

Buena parte de los potros tiene su nacimiento en la estación primaveral, principalmente por las noches, cuando no es muy probable que el rebaño se mantenga en movimiento y el alimento suele abundar. Tras haber nacido, las patas de una cría equina ya tienen el noventa por ciento de la longitud que tendrán al llegar a la adultez.

Una yegua que se encuentra esperando cría precisa atenciones y cuidados específicos con el propósito de preservar la salud del potrillo no nato y el equilibrio físico de la madre. Las mejores estrategias para lograrlo están relacionadas con la desparasitación y la alimentación.

Las yeguas inician su periodo de celo en la primavera. Hasta bien entrado el verano es anticipable que las hembras muestren síntomas de celo cada que se cumplan tres semanas. En caso de que una yegua no muestre síntomas de celo e incluso rechace la interacción con el macho puede apuntar a que se encuentra preñada.

El periodo de gestación de un potrillo

Tomando en cuenta que las yeguas no suelen exhibir dilatación abdominal hasta que han cumplido los tres meses de la gestación del feto, es conveniente emplear tácticas especiales para cerciorarse del embarazo de la yegua.

Conviene asegurarnos de la preñez de la yegua desde sus más tempranas etapas para ofrecerle los cuidados más convenientes y así evitar que padezca un aborto.

Hoy por hoy se tiene la posibilidad de seleccionar entre procedimientos químicos y no químicos para constatar el estado de preñez de una yegua.

Cuidados de la yegua preñada

Tomando en cuenta que el embarazo de una yegua suele tener once meses de duración, esta hembra equina puede volverse bastante vulnerable. Es una condición que pone en peligro la salud del potro. Por lo anterior es muy importante acondicionar el ambiente donde permanecerá la cría aprovechando su tiempo de gestación.

Una yegua que se encuentra esperando una cría y que no cuenta con la hidratación y forraje suficiente puede correr un gran peligro de aborto, principalmente por hallarse deshidratada y desnutrida. En contraparte, una hembra obesa y con un estilo de vida sedentario puede tener problemáticas en el parto.

Alimentación e hidratación de la yegua

La dieta cotidiana debe mantenerse reforzada con fibras, minerales y vitaminas. Los carbohidratos deben mantenerse presentes en cantidades moderadas para garantizar energía sin elevar el peligro de que la yegua padezca sobrepeso.

En las mejores farmacias veterinarias se hallarán piensos comerciales creados exprofeso para las hembras que están esperando crías. Se trata de alternativas valiosas para garantizar el fundamento nutritivo de su dieta. También es indispensable animar a la yegua a la práctica de ejercicios cotidianos. Caminar con el animal a un moderado ritmo durante 45 minutos suele bastar para que la hembra mantenga su peso ideal. 

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte