Blog

La filariosis, enfermedad parasitaria de los perros

Varias son las enfermedades que pueden dañar la salud de nuestra mascota. Tener un perro implica atender día con día los peligros que pudieran afectar su integridad física y los factores que podrían menguar su calidad de vida. Conocer las principales enfermedades que tienen los canes es el primer paso en la búsqueda de combatirlas, utilizando para ello todos los recursos veterinarios posibles. En este marco, resulta valioso conocer las características principales de la filariosis, enfermedad parasitaria de los perros.

La filariosis resulta inconfundible por la presencia en el organismo del perro parasitado de lombrices muy dañinas. Estos parásitos tienen una longitud de 10 a 30 centímetros y se concentran en las arterías pulmonares y cardiacas del can afectado. En raras ocasiones también suele presentarse en los mininos. La filariosis es una enfermedad bastante extendida en distintos continentes del mundo.

La enfermedad de la filariosis y sus síntomas

Esta enfermedad canina suele presentarse principalmente en países donde las circunstancias ambientales y climatológicas favorecen el desarrollo de cierto mosquito. Se trata de un insecto que actúa como vector huésped del parásito. El contagio de la filariosis se presenta del modo siguiente: el mosquito, al chupar sangre de un perro enfermo, se lleva a las larvas que estaban en el torrente sanguíneo.

Tales larvas hallan así un ambiente idóneo para completar su desarrollo y en unos 20 días aproximadamente alcanzan su forma plena. Con ello están listas para infestar un nuevo animal, ingresando vía el mosquito vector en el torrente circulatorio de un nuevo animal que sea picado por ese insecto.

Cómo se presenta el contagio de la filariosis

Una vez que el mosquito se alimenta de sangre nueva, deposita las larvas de filariosis en el cuerpo del animal. Estas larvas se introducirán sin problemas por el orificio de succión y de este modo llegan al torrente sanguíneo. Tras diferentes periodos de muda, en un tiempo que alcanza los cuatro meses, la filaria, ya en su plena adultez, consigue colonizar a sus anchas la parte derecha del corazón del can y también ramificaciones arteriales de los pulmones.

A lo largo de este periodo de cuatro meses, el can no exhibe síntomas de la enfermedad de la filariosis. Posteriormente, en cuanto los parásitos han colmado el corazón del perro infestado inicia un periodo de variable gravedad que puede ocasionar la muerte del animal de no recibir la atención veterinaria que requiere.

Identificar a un perro enfermo de filariosis

Es importante saber que los síntomas principales de la filariosis están relacionados con el funcionamiento deficiente del corazón y de la capacidad respiratoria del can. Un perro contagiado por este parásito exhibe pocos deseos de jugar, correr y una ligera tos, especialmente cuando experimenta alguna emoción o cuando se siente feliz por algún motivo. A la larga padecerá crisis respiratorias, desmayos, crisis semi-epilépticas, sofocos e incluso una muerte prematura por un colapso cardiocirculatorio.

Si un animal está contagiado por la filariosis puede identificarse por los síntomas mencionados, aunque para tener plena certeza de la presencia de este parásito se requiere llevar a cabo un minucioso análisis de sangre. El veterinario debe ocuparse de ello, tomando una muestra de sangre y analizándola en el microscopio. De este modo conseguirá comprobar si en efecto se está haciendo presente este peligroso parásito del organismo canino. El veterinario podrá constatar si en la sangre del perro afectado hay microfilarias o los anticuerpos encargados de combatirlas.

Cuál es el tratamiento contra la filariosis

Al veterinario le bastarán escasos minutos y algunas gotas de sangre para saber cómo actuar en contra de la filariosis por los mejores recursos veterinarios si este es el caso. En la actualidad el tratamiento que se aplica por parte de los veterinarios a los perros infestados de filariosis consiste en cuatro inyecciones endovenosas que deben ser aplicadas durante un lapso de 10 a 14 horas. Como quiera que sea, se están desarrollando hoy por hoy nuevos medicamentos veterinarios para atender este problema de la salud canina.

Un medio recomendable para afrontar la enfermedad de la filariosis es la prevención. Y esto también aplica para otras graves enfermedades de los perros. No obstante, para tomar las medidas pertinentes es preciso analizar con el veterinario cuáles son las condiciones climatológicas y ecológicas que más favorecen el contagio de estos parásitos y de qué manera proteger a nuestra querida mascota de este peligro para su salud.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte