Blog

Consejos para comprar una caseta para el perro

Para los propietarios de perros, el tema que comentaremos en lo que sigue les resultará de gran interés. Lo que haremos será evaluar algunos de los tipos de caseta para perro que hay en el mercado y cuál es la que más nos conviene conseguir, de acuerdo con las características de nuestro can. Lo primero es tomar conciencia acerca de la importancia que tiene este accesorio, ya que la caseta para perro es un refugio que le permitirá a tu mascota protegerse del frío o de un calor excesivo, también será un valioso lugar para que duerma tranquilo y que no se vea afectado por la lluvia o la nieve.

A veces, la tarea de seleccionar la casa perfecta para el perro no es una labor sencilla, tomando en cuenta la gran diversidad que existe de ellas. Pero esto no es en absoluto algo desventajoso, ya que esta variada existencia de modelos y marcas nos permite tener un abanico más amplio de opciones para elegir, de acuerdo con las particularidades físicas y las preferencias de nuestro perro.

Para hacer la mejor elección de la caseta para el perro hay que considerar el tamaño del animal, el espacio físico del que se dispone en el hogar y el material de fabricación del accesorio. Lo más importante es que el modelo elegido de caseta garantice el bienestar y la comodidad de tu peludo amigo. Incluso existe la posibilidad de que, de no encontrar de su gusto la caseta que le compremos, el perro no la utilice, con lo cual la compra del accesorio no habrá tenido provecho.

El tamaño correcto de la caseta del perro

No hay dimensiones perfectas para la caseta de un perro. Todo depende en última instancia de la raza y tamaño de nuestra mascota. Desde una perspectiva general, las casetas grandes son lo más recomendables para perros corpulentos y las casetas de pequeñas dimensiones, son perfectas para perros chicos. La mejor caseta para perro, de acuerdo con esta pauta básica, será la que permita al animal ingresar en ella sin dificultades, incorporarse dentro de ella, girarse cómodamente en su interior y tenderse con total comodidad.

De no poder realizar el animal las acciones antes mencionadas, la caseta que hayamos adquirido será demasiado pequeña y el perro no la podrá usar. Si en cambio, la caseta es demasiado grande para el perro, difícilmente se calentará y eso en el inverno es muy difícil de tolerar.

El mejor diseño de caseta para el perro

Un consejo adecuado de tomar en cuenta con relación a la caseta que compremos para el perro es que sea por lo menos un 25 por ciento más alto que la altura del can. Por lo que se refiere al ancho del habitáculo, este no debe ser menor que el ancho del perro sin incluir su cola. Si la caseta es más estrecha que la medida mencionada el animal no podrá darse la vuelta para acostarse en su refugio.

No menos importante es el tamaño de la puerta de la caseta, ya que, el umbral que tenga servirá como escape de calor para el pequeño recinto. También es aconsejable elegir una caseta que tenga la entrada en una zona lateral, para que así el animal se pueda proteger del aire frío. Como en el cálculo del tamaño del interior de la caseta más recomendable, en el caso de la puerta, la altura perfecta será la que quede a la altura del pecho del perro, para que así no escape mucho calor del recinto, a la vez que el perro no tenga dificultades en agacharse e ingresar a su caseta.

El material de fabricación de la caseta para el perro

La mayoría de las casetas para perro están construidas con materiales como metal, madera o plástico. No obstante, hay que elegir con detenimiento entre estas opciones, puesto que cada una de ellas tiene sus aspectos positivos y negativos. Las casetas de madera aíslan térmicamente con eficiencia el interior del recinto, aunque tienen una mayor tendencia a acumular humedad.

También debemos revisar que la madera con la cual esté construida la caseta del perro sea de buena calidad y que no sea tóxica.

Las casetas de plástico son las sencillas de limpiar y con tan solo usar un poco de jabón y agua a presión podemos dejarlas perfectamente aseadas. Además, en las casetas de plástico en muy raros casos aparecerán hongos. Lo negativo de ellas es que casi no retienen el calor, y solo servirán para proteger al perro de la lluvia o el calor. También son menos durables que las casetas fabricadas con otros materiales. Caso contrario es el de las casetas de metal, que son las más duraderas, pero que en verano acumulan demasiado calor. Consigue los productos y accesorios más valiosos para la salud y el bienestar de tu perro en Farmacia Veterinaria San Bernardo. Explora con total confianza nuestro amplio catálogo.

Descuentos por Mayoreo

Eres veterinario, criador, ganadero, rescatador, etc, infórmate sobre nuestros descuentos a clientes frecuentes

Llámanos en México DF: +52 (55) 4593 8990

Llámanos o escríbenos por whatsapp, será un gusto atenderte