October 04, 2013

Consejos sobre las vacunas para tu perro

Una de las primeras cosas que tenemos que hacer cuando un perro llega como nuevo miembro de nuestra la familia, es comprobar en qué estado se encuentra su carnet de vacunación. La mayoría de los criadores y protectoras ya entregan a los animales con algunas vacunas aplicadas, pero cuando el perro pasa a ser nuestro, la responsabilidad también recae sobre nosotros.

Las vacunas más importantes que nuestro perro debe tener son:

  • Moquillo
  • Parvovirus
  • Hepatitis
  • Leptospirosis
  • Rabia

A parte, es muy aconsejable considerar vacunarlo contra:

  • Traqueobronquitis
  • Piroplasmosis
  • Coronavirus

Es vital vacunar a nuestro perro para que no contraiga ninguna de estas enfermedades, algunas de ellas mortales. La vacunación es una acción preventiva que le puede salvar la vida, por lo que es recomendable no escatimar en gastos, pues en el mercado hay muchas marcas de vacunas, cada una con un precio y una calidad diferente. En Grupo LoVet aconsejamos escoger un buen veterinario que sea de confianza, que se muestre atento y que ofrezca un buen trato tanto a nuestro perro como a nosotros, sus dueños.

¿Por qué es necesario vacunarlos?

Como ya hemos comentado, vacunar al perro es protegerlo ante posibles enfermedades. Al igual que nosotros, él también vive en un mundo agresivo y lleno de peligros que, aunque no se vean, pueden causar mucho daño. Nos encontramos rodeados de virus, algunos no muy peligrosos, que a veces producen infecciones externas sin que nos demos cuenta, y otros realmente agresivos que pueden provocar la muerte del animal. 

Para saber qué vacunas necesita nuestro perro es importante consultar al veterinario, que nos aconsejará acerca de cuándo administrarlas y en qué condiciones. Es importante estar enterados de qué tipo de vacunas aplicamos a nuestro perro, y porqué lo estamos haciendo. Muchos dueños van al veterinario a vacunar a su perro “por que le toca la vacuna” y realmente no saben qué le están haciendo a su perro. Si tu veterinario es un buen profesional, seguro que no tendrá ningún problema en responder a todas tus dudas y preguntas.

¿Cómo actúan las vacunas?

Las vacunas funcionan de una forma muy sencilla. Vacunar quiere decir inocular, en el cuerpo del animal, una enfermedad atenuada con el propósito de que el organismo y el sistema inmune la detecten y provoquen la fabricación de defensas. Estas defensas no viven para siempre en el cuerpo del animal y por eso es necesario revacunar, para que el cuerpo vuelva a fabricarlas.

La vacunación de una enfermedad debe realizarse cuando los anticuerpos del perro no existen o son muy bajos.  Si vacunamos a un perro con los anticuerpos suficientes, la vacuna no tendrá ningún tipo de efecto en el organismo. Razón por la cual, el veterinario deberá elaborar un plan de vacunación para nuestro perro, que nos indicará cuando es el momento adecuado para vacunar.

¿Cuándo vacunar a mi perro?

 

Vacunar a un cachorro

Es imprescindible vacunar a nuestro cachorro, ya que su sistema inmune aun es débil. Antes de hacerlo, debemos asegurarnos que no tenga parásitos internos que al alterarle la salud, le puedan ocasionar que las vacunas no alcancen la eficacia deseada. 

La mayoría de los veterinarios acostumbran a seguir el mismo calendario de vacunas, aunque hay varios factores que podrían influir en la programación de las mismas, como el estado inmunológico del cachorro, la zona donde vive y los hábitos su nueva familia, que podrían exponerlo con más facilidad a cualquiera de las enfermedades ya mencionadas. Es importante hablar con el veterinario de todo esto y establecer un calendario que se adapte a las necesidades de nuestro perro. Cuanto antes esté el perro vacunado, más pronto podrá salir a la calle y empezar a socializar.

El calendario de vacunas más usado, recomienda empezar a vacunar al cachorro a partir de la sexta semana y a partir de ahí repetir la vacunación durante las semanas siguientes:

Calendario vacunal

 

Vacunar a un adulto

Los perros ya adultos deben acudir, al menos una vez al año al veterinario para una visita de reconocimiento y revisión, dado que es mejor prevenir que curar. No hay que esperar a que la mascota esté enferma para acudir al veterinario.

Como vemos en el cuadro superior, a los perros adultos se les suele vacunar cada año o cada dos años con una vacuna multivalente que cubre todas las enfermedades importantes.

Posibles efectos adversos de las vacunas

Aunque inocular una vacuna es favorable para la salud de nuestro perro, también debemos tener en cuenta que, en algunos casos, dicha vacuna puede tener efectos adversos para algunos perros.

Uno de los efectos secundarios más comunes, especialmente en los cachorros, es la letargia y la fiebre. Puede ser que al poco de inocular la vacuna, el perro esté algo más decaído, tenga más sueño y no quiera que le molesten. Normalmente, en estos casos, no hace falta hacer nada, ya que los síntomas remiten a las pocas horas. Si, de lo contrario, al perro le subiera bastante la fiebre, le podríamos administrar algún antipirético puntual. 


Otro efecto adverso podría aparecer en forma de quiste, es decir, de un bulto endurecido en la zona de la inyección. Algunos perros son muy sensibles a determinadas marcas de vacunas y otros simplemente no se están quietos a la hora de realizar la inyección. 

También podría pasar que el perro fuera alérgico a la vacuna, más concretamente a los excipientes que lleva la vacuna inoculada, por lo que es importante no volver a utilizar esa marca en concreto para las re-vacunaciones posteriores. Las reacciones alérgicas pueden aparecer en forma de:

  • Bolitas por todo el cuerpo del tamaño incluso de una nuez, estando el perro muy inquieto, rascándose todo el cuerpo y la cabeza.
  • Hinchazón de la cabeza y un poco de fiebre.

En cualquiera de los dos casos debemos acudir a nuestro veterinario para que le aplique un antiinflamatorio para reducir la reacción alérgica. En casos extremos el animal puede incluso llegar a presentar problemas gastrointestinales y, en casos muy raros, problemas respiratorios y cardiovasculares.

Consejos

  • Habla con tu veterinario de confianza y decide con él qué programa y marca de vacunas es más adecuado para tu perro.
  • Vacuna a tu perro anualmente, es un seguro de vida.
  • Ante cualquier reacción adversa, acude al veterinario.

 

Recuerda que en Grupo LoVet contamos con una amplia gama de vacunas para tu perro o gato de distintas marcas y precios. Consulta a tu veterinario y adquierelas en nuestra tienda en línea.