October 21, 2013

Manteniendo tus caballos seguros durante un desastre natural

Como hemos comprobado en fechas recientes en nuestro país, un desastre natural puede llegar en cualquier momento y los dueños de mascotas y animales de producción independientemente de su especie, tienen la responsabilidad extra de incluir a sus animales en un plan de emergencia. Cuando el animal del que hablamos es un caballo, los planes requieren consideraciones especiales. 

Muchos coordinadores de planes de emergencia advierten: "Distintos tipos de desastres, requieren respuestas distintas, como ejemplo: evacuar a los caballos o mantenerlos a salvo ya sea en una caballeriza, un granero o en un lugar adecuado para ello. Una vez que entiendas tus opciones, los siguientes pasos son: crear un plan, organizar tus recursos y por supuesto: practicar y entrenar para los posibles escenarios. Así, si una emergencia de este tipo aparece, estarás listo para afrontarla protegiendote a tí mismo y a tus caballos.

 

Planificando para el desastre

  • Identifica permanentemente cada caballo ya sea con un tatuaje, microchip, marca o fotografía. En tus registros, incluye la edad, sexo, raza y color de cada uno. Mantén esta información resguardada junto con toda tu documentación importante. 
  • Manten los cabestros listos para los caballos. A cada cabestro, ponle una etiqueta como las de equipaje con la siguiente información: el nombre del caballo, tu nombre, tu dirección de correo electrónico si cuentas con ella, tu número telefónico y algún otro teléfono de emergencia donde te puedan contactar a tí o a alguien conocido. En el momento de la evacuación, considera alguna identificación temporal adicional como una banda en alguna pata. 
  • Coloca los resultados de sus pruebas de Coggins, los documentos veterinarios, fotografías de identifiación y toda información que sea vital como su historial médico, de alergias y los teléfonos de emergencia (el veterinario, miembros de la familia, etc) - sellados en un sobre que sea a prueba de agua, como alguno plástico. Guarda el sobre con todos tus documentos importantes en un lugar seguro que sea de fácil acceso para que puedas tomarlo rapidamente en caso de que tú y tus caballos tengan que evacuarse. 
  • Prepara un kit básico de primeros auxilios que sea portable y fácilmente accesible.
  • Asegúrate de incluir suficiente agua (de 12 a 20 galones por caballo por día), pastura o paja, alimento y medicinas para varios días para cada caballo.
  • Haz los arreglos necesarios con anticipación para poder mover a tus caballos en algún transporte en caso de emergencia. Si no tienes tu propio vehículo para este caso o no tienes suficiente espacio en él para todos los caballos, trata de tener gente que pueda ayudarte en esta situación y te ayude a evacuar tus caballos.

La evacuación

  • Es muy importante que tus caballos estén cómodos cuando los suban al trailer o vehículo. Si tus caballos no están acostumbrados a esta situación, practica el procedimiento con tiempo para que se vayan adaptando.
  • Debes conocer a dónde puedes llevar tus caballos en caso de una evacuación de emergencia. Tanto como sea posible, realiza los arreglos necesarios con algún amigo u otra casa o establo de algún dueño de caballos, donde puedas mantenerlos un tiempo alejados de la región en riesgo.
  • Contacta a alguna agencia de cuidado y control animal, agentes de Sagarpa e incluso a las autoridades de Protección Civil para conocer de los refugios en tu area, tanto humanos como para animales, si es que estos existen.

Si no puedes evacuar la zona con tus caballos...

  • Ten un plan-B en caso de que sea imposible llevar tus caballos contigo cuando tengas que evacuar. Considera los diferentes tipos de desastres y las opciones que hay para tus caballos: saber si estarán mejor encerrados en una caballeriza o establo, o quizá sueltos en el campo. Las autoridades de protección civil, sanitarias y agropecuarias de la región pueden darte información sobre los planes de respuesta en casos de desastres en tu comunidad. 
  • Comparte tus planes de evacuación con tus amigos y vecinos. Publica instrucciones detalladas en varios lugares, incluidos la oficina del rancho, el camión para caballos y las entradas a los establos y caballerizas, para asegurarte que todos, incluidos los trabajadores puedan verlos si no puedes evacuar tus caballos tu solo. 
  •  

    Debes de tener muy en cuenta todas las situaciones que puedan ser más complejas y que requieran planeación adicional, como: tener caballos o muy jóvenes, muy viejos, con alguna herida, enfermedad o discapacidad, o por el contrario: los sementales, especimenes muy fuertes, tener una cantidad grande de caballos, o estar localizado muy alejado de los caminos o carreteras principales.