Dirona Frasco con 100 ml :: Parfarm

ANALGÉSICO
USO VETERINARIO
SOLUCION INYECTABLE ANALGESICO, ANTIESPASMODICO, ANTIRREUMATICO Y ANTIPIRETICO
FÓRMULA:  
Cada 100 ml contienen  
1-fenil-2,3 dimetil-5-pirazolona4-metilaminometanosulfato de sodio (dipirona sodica) 50 g
Vehiculo c.b.p. 100 ml

INDICACIONES: Producto de elección para administrarse en todas aquellas condiciones caracterizadas por dolor y espasmo de la musculatura lisa (espasmolítico en cólicos) particularmente útil para el control del dolor y espasmo en los cólicos digestivos. Dolores antes y durante el parto. Dolores por intervenciones quirúrgicas. Coadyuvante para eliminar molestias musculares o articulares en caso de artritis, osteoartritis, fibrositis, bursitis, etc. antirreumático. Equinos: Para combatir el espasmo intestinal y el estimulo doloroso del peristaltismo de lucha. En la dilatación aguda del estómago para combatir la rebeldía e intranquilidad. Para combatir el lumbago de los equinos y dolores del sistema músculo esquelético. Porcinos: Para evitar que las cerdas devoren sus lechones aplicar 30 ml de inyección intramuscular. Cánidos: En dolores por artritis, artrosis, posquirúrgicos, traumáticos.

DOSIS:
ESPECIE DOSIS BOVINOS Y EQUINOS 30 – 60 ml
POTROS Y TERNEROS 10 – 15 ml
PORCINOS 10 – 30 ml
OVINOS Y CAPRINOS 3 – 8 ml

CANIDOS 2 – 5 ml

Estas dosificaciones se consideran promedio y se aplicarán y/o repetirán de acuerdo a la gravedad de cada caso bajo control y supervisión del Médico Veterinario.

VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Inyectable, intravenosa lenta o intramuscular profunda de acuerdo con la gravedad de cada caso. Bajo ninguna circunstancia se aplicará por vía subcutánea.

ADVERTENCIAS: - No utilizar este producto 30 días antes del sacrificio de los animales destinados para consumo humano. - No utilizar para consumo la leche procedente de animales tratados con este producto hasta 72 horas después de la última aplicación. - Consérvese a la sombra y en un lugar fresco para su almacenamiento.

PRESENTACIÓN: Frasco con 50 y 100 ml

CONSULTE AL MÉDICO VETERINARIO

SU VENTA REQUIERE RECETA MÉDICA